Sin noticias de la "Goma-2"     
 
 Ya.    24/08/1980.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

SIN NOTICIAS DE LA «GOMA-2».

Cuando mañana lunes se cumpla un mes del robo de siete mil kilos de «goma-2» en el polvorín de Soto de la Marina, cerca de Santander, los investigadores policiales seguramente nada podrán decir sobre el paradero de tal cantidad de explosivos. El ministro del Interior, Juan José Rosón, había anunciado la existencia de «pistas fiables» de las que, por el momento, no se ha obtenido ningún resultado positivo.

Desde que se produjo el robo, la acción policial se orientó en dos vertientes: una, tendente a reforzar la vigilancia preventiva sobre los posibles objetivos terroristas, y otra, encaminada a localizar el material robado por Eta (m). Ambas fases continúan, si bien según han reconocido fuentes solventes, «al prolongarse producen cierto cansancio». La colaboración ciudadana tampoco ha dado resultados positivos, a pesar de que no resulta fácil que siete toneladas de explosivos pasen inadvertidas.

El asalto al polvorín, ocurrido en la noche del 26 de julio, se realizó en menos de una hora. Un comando formado por cuatro terroristas se habían disfrazado de guardias civiles, entraron en el recinto donde se almacenaba la «goma-2» (que era propiedad de Explosivos Riotinto), precediendo a un camión de gran tonelaje. Él guarda que les franqueó la entrada fue inmediatamente encañonado con una pistola, mientras que el otro vigilante jurado, que se encontraba en una garita, era reducido sin poder reaccionar.

Los hechos no fueron descubiertos hasta siete horas después de perpetrado el robo, cuando los dos vigilantes y el conductor del camión utilizado para transportar el material fueron hallados encadenados en las proximidades de Retuerto, en Ja provincia de Vizcaya. Los tres secuestrados llevaban allí desde las tres de la madrugada.

 

< Volver