Según el general Sáenz de Santa María. 
 Más competencias al Gobierno vasco como alternativa a ETA     
 
 Diario 16.    19/08/1980.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Según el general Sáenz de Santa María

Más competencias al Gobierno vasco como alternativa a ETA

El delegado gubernamental para cuestiones de Seguridad en el País Vasco manifestó a la «Hoja del Lunes» de Oviedo la necesidad de transferir competencias al Gobierno vasco como paso fundamental para acabar con ETA. En el texto se relaciona, además, a las organizaciones abertzales con las dos ramas etarras, a lo que responden Herri Batasuna y Euskadiko Ezkerra criticando duramente al general.

Madrid

La potenciación de la automomia en el País Vasco por medio de unas inmediatas transferencias al Gobierno de Euskadi es una de las premisas imprescindibles para acabar con ETA, según el delegado especial del Gobierno en Vizcaya, Álava y Guipúzcoa para asuntos de la Seguridad, general José Sáenz de Santa María.

En unas declaraciones efectuadas a la «Hoja del Lunes» de Oviedo en la villa asturiana de Luarca, donde pasa sus vacaciones, el delegado gubernamental y a la vez inspector general de la Policía Nacional, opina que el problema del terrorismo condiciona la vida española, y en especial la solución a los otros grandes problemas: el económico y el autanímico, «Soy partidario —señala Sáenz de Santa María— de acelerar las competencias del Gobierno central al Gobierno vasco. Desde que entró en vigor la autonomía, el Gobierno vasco ha conseguido escasas competencias y eso contribuye a su deterioro en beneficio de ETA»

Ultras incontrolados

«También hay que tener encuenta —agrega el general— que el Gobierno central tiene muchos problemas sobre la mesa. Concretamente, en cuanto al desarrollo autonómico debe hacer frente simultáneamente a las dificultades derivadas de los Estatutos vasco, catalán, andaluz y gallego. Parece que vamos a una fórmula próxima al Estado federal y eso no se puede hacer de forma inprovisada.»

Sobre las posibles vinculaciones entre la Policía y las organizaciones de extrema derecha, el general manifiesta que en ocasiones llega a dudar «si las actuaciones de estos grupos no las realiza la propia ETA».

«Con frecuencia estas acciones son realizadas por personas de otras provincias que, en su afán, de salvar a España, lo fastidian todo. Desde luego puedo afirmar que ninguna persona bajo mi mando está, que yo sepa, relacionada con tales acciones.»

Santa María insiste una vez más en que ETA no es nadie sin el apoyo de parte del pueblo vasco y del cobijo exterior. «Mientras ETA —dice— cuente con el apoyo exterior y de una parte del pueblo vasco, debe ser combatida mediante la potenciación del servicio de información, la acción sobre objetivos selectivos y una acción psicológica entre la población, no suficientemente desarrollada hasta ahora, además de otras medidas políticas.»

Disminuye el apoyo

En cuanto al apoyo de una parte del pueblo vasco, Sáenz de Santa María puntualiza que «está disminuyendo el apoyo popular a las acciones de ETA. El pueblo vasco está mayoritariamente en contra de ETA. La juventud ya pasa de violencia».

El verdadero problema para Saénz de Santa María es saber quién respalda a ETA. «Está claro -indica— que los terroristas de los países mediterráneos y de Irlanda no actúan por libre e independiente. Parece evidente que se trata de desestabilizar el Occidente europeo a través del Mediterráneo, pero tampoco se puede caer en el error de que todo lo mueve en exclusiva el oro de Moscú».

 

< Volver