Autor: Idoyaga, Juan Manuel (Periodista; Diario 16 (Bilbao)). 
 Sus dos sectores se acusan mutuamente de recibir dinero de UCD. 
 Escándalo financiero en las cuentas del PNV     
 
 Diario 16.     Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Sus dos sectores se acusan mutuamente de recibir dinero de UCD

Escándalo financiero en las cuentas del PNV

El sector oficial del PNV, que capitanea su presidente, Xabier Arzallus, acusa a un destacado militante de los «sabinianos» de haber recibido 40 millones de UCD. A su vez, los nacionalistas radicales aseguran que los oficialistas no han dado cuenta de un montante de 300 millones, también recibidos del partido del Gobierno.

Bilbao (JUAN MANUEL IDOYAGA, corresponsal)

Los «sabinianos» del PNV, tras la acusación de haber recibido fondos de un sector de UCD, han pedido un esclarecimiento total de las finanzas del partido y la creación de una auditoría que ponga en claro cuáles son los canales de suministro financiero y el destino que se ha dado a los recursos.

£1 muro de silencio oficial establecido en torno a la última asamblea del PNV puede venirse abajo y generar un formidable escándalo, tras el primer escarceo entre el presidente del PNV, Xabier Arzallus, y el militante de ELA (A) Juan Beitia, hombre destacado del sector sabiniano o radical del PNV.

A Juan Beitia se le señala una utilización de 40 millones, de la que no se ha dado cuenta definitiva, procedentes de un sector de UCD. Según fuentes nacionalistas, no ha sido ésta la única cantidad obtenida del partido gubernamental, y se asegura que más de trescientos millones habrían llegado también al sector oficial, sin que todavía se haya conseguido saber exactamente su destino.

El asunto puede tomar vuelos insospechados y todavía se mantiene entre bastidores, pero se constata ya como un hecho concreto. Aún no se ha aprobado el presupuesto del PNV para 1980, y tampoco se lia refrendado oficialmente la gestión de gastos de 1979, que está pendiente de clarificación contable, que debía haberse practicado, preceptivamente, hace ya nueve meses.

La que si está claro es que el sector sabiniano quiere aclarar las respousabilidades, y se muestra partidario de la creación de una auditoria que ofrezca las cuentas claras a la militancia. El objetivo de este sector es lograr una clarificación de las cuentas, para evitar el verse involucrados en un torbellino de rumores cea el silencio oficial como respuesta.

Desmarcar al sindicato ELA(A)

Utro de los objetivos de los «sabinianos» es desmarcar de este proceso financiero y politico al sindicato ELA (A), del que Juan Beitia es militante, embargo, asumen la realidad de que los sindicalistas de esta organización son, la mayoría, integrantes de sus bases.

Un hecho concreto en este asunto es que existe una desproporción entre los presupuestos del partido y el proceso de movilización financiara con la compra y venta de inmuebles, como es el caso previsto para la compra del «batzoki» de Abando —sede local del partido—, cuya operación puede alcanzar los 50 millones.

Los presupuestos del PNV, dejando a un lado Jas campañas electorales, parecen no superar en mucho los 20 millones de pesetas.

La iniciativa adoptada por Arzallus para intentar la eliminación de sus antagonistas políticos, iniciada con el informe contra Juan Beitia presentado en la asamblea nacional del PNV, puede ser el primer eslabón de una cadena de acusaciones mutuas.

La responsabilidad financiera del PNV recae también sobre los nombres de personas de la confianza del actual presidente del partido: entre ellos, Sabin Zubiri, Jesús María Alkain, Koldo Amezketa, Michel Unzueta y Eli Galdós —vinculados estos dos a Iparraguirre, Sociedad Anónima—, así cuino José María Guerenabarrena, actual presidente del Araba Buru Batzar (PNV alavés).

En cualquier caso, nadie se atreve a calificar esta falta de claridad contable de malversación de fondos. Las principales sospechas se centran más que nada en la procedencia y en la finalidad que se han dado a estos landos, sin que la base del partido conozca el trasfondo de la corriente financiera interna.

En esta rueda de rumores que no se pueden confirmar oficialmente, se anuncia que el tribunal de PNV ha expulsado del partido a un antiguo dirigente y actual miembro consultivo de la ejecutiva Txomín Saracha

ga.

La sentencia sobre la expulsión de este miembro de la corriente sabiniana tiene fecha del pasado sábado, según fuentes del sector Arzallus, pero el interesado no había recibido ayer la notificación.

Una comisión de investigación había enviado al tribunal una denuncia por las declaraciones efectuadas por Sarachaga el año pasado, antes de la elección de Arzallus, al que formulaba senas acusaciones.

«No creo que e! tema pueda confirmarse, porque no he tenido notificación previa de descargo, práctica habitual de cualquier tribunal», señaló Sarachaga a DIARIO 16. «Me sorprendería una sentencia de un tribunal que no puede actuar —añadió— al encontrarse incompleto, por faltar el miembro de Álava y, además, mantiene en su seno ¡ una persona de nacional! dad venezolana, como e: Barrenechea.»

«No me gustaría recurrir a la legislación españole —concluyó Sarachaga—. pero si tengo que seguir la jurisprudencia establecida por este tribunal de mi partido, tendría que recordar que la Constitución que han acatado establece la imposibilidad de que un extranjero pueda ostentar funciones políticas.»

 

< Volver