Autor: Muguerza, J. R.. 
 La acción se atribuye a ETA (PM). 
 Bilbao: Constructor secuestrado y abandonado con un tiro en la pierna     
 
 ABC.    09/11/1979.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ABC. VIERNES, 9 DE NOVIEMBRE DE 1979. PAG. 10.

LA ACCIÓN SE ATRIBUYE A ETA (PM)

BILBAO: CONSTRUCTOR SECUESTRADO Y ABANDONADO CON UN TIRO EN UNA PIERNA

Bilbao, 8. (De nuestro corresponsal.) José Luis Calvo Casas, natural de Madrid, de cincuenta y dos años de edad, casado, dos hijos, industrial y propietario de la constructora Calvo Casas, se encuentra internado en el Hospital Civil de Basurto con una herida de bala en la pierna izquierda, producida al recibir un único disparo efectuado por tres individuos encapuchados que previamente le habían secuestrado en su domicilio de Bilbao.

El secuestro se produjo hacia las ocho y media de la tarde de ayer, miércoles, y se cree que los autores pertenecen a la rama político-militar de ETA. El motivo del hecho, al parecer, radica en unas viviendas construidas por el herido en la localidad vizcaína de Ortuña, las cuales presentan serios defectos de obra. Hace un año sus propietarios se manifestaron ante el domicilio del señor Calvo para Que las casas fueran reparadas, cosa que hasta el momento no se ha llevado a cabo.

EL SECUESTRÓ.—Según se ha sabido, el secuestro se llevó a cabo pocos minutos después de las ocho y media de la tarde. A esa hora, y aprovechando que el portero del inmueble número 1 de la calle Banderas de Vizcaya, de Bilbao, se encontraba recogiendo ¡as basuras de las distintas viviendas, tres individuos penetraron en la casa y, tras subir hasta el séptimo piso en el ascensor, llamaron al domicilio del señor Calvo. La puerta, al parecer, fue abierta por la esposa del constructor, doña María Angeles Puentes Surida. Los tres desconocidos entraron en la vivienda y preguntaron por el constructor. Poco después los dos encapuchados abandonaban el domicilio en compañía del constructor, mientras que el joven que había tenido hasta ese momento la cara al descubierto se puso un pasamontañas y aguardó en la vivienda unos minutos.

Por su parte, don José Luis Calvo, acompañado de los dos Individúes encapuchados, abandonaba el inmueble para recoger su coche estacionado en un garaje existente en los bajos de la casa.

EL DISPARO.—Poco después, secuestradores y secuestrado se dirigían por la calle Licenciado Poza en el interior del turismo Seat 1430. de color rojo, matrícula BI-3380-T. Tras recorrer distintas calles de la capital, se dirigieron al barrio de la Peña y de aquí a Buya, otro barrio bílbaíno de las afueras. En un descampado pararon el vehículo y, al parecer, estuvieron hablando unos momentos. Según las manchas de sangre que presentaba el turismo, don José Luís Calvo ocupaba el asiento trasero izquierdo del coche en el momento de recibir el disparo en la pierna izquierda.

A las diez y cuarto de la noche doña María Angeles Puentes recibía una llamada telefónica, voz de hombre, en la que se le comunicaba que su marido estaba en el Interior del vehículo.

Hacía las diez y media de la noche varios vehículos policiales avisados por la mujer de] constructor localizaban el Seat 1430 en la carretera del citado barrio y en su interior al propietario, don José Luis Calvo Casas. Este presentaba un tiro en la pierna izquierda, a la altura de la rodilla, por lo que se requirió a una ambulancia para su traslado al Hospítal Civil. En el interior del coche fue hallado un casquillo marca FN, 9 milímetros.

A pesar de que en un principio se creía que el motivo del secuestro y posterior atentado estaba motivado por el Impago del llamado «impuesto revolucionario», por parte del señor Calvo, todos los indicios hacen pensar en los problemas surgidos en unas viviendas construidas por el herido en Ortuña localidad vizcaína.—J. R. MUGUERZA.

 

< Volver