Autor: Muguerza, J. R.. 
 En Oyarzun (Guipúzcoa). 
 Asesinado un guarda forestal de Icona     
 
 Diario 16.    13/11/1979.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ABC. MARTES, 13 DE NOVIEMBRE DE 1979. PAG. 9.

EN OYARZUN (GUIPÚZCOA)

ASESINADO UN GUARDA FORESTAL DE ICONA.

Bilbao, 12. (De nuestro corresponsal.) Don Fernando Rodríguez Espinóla, natural de Constantina (Sevilla), de cincuenta años de edad, soltero y guarda forestal de Oyarzun (Guipúzcoa), ha resultado muerto a primera hora de la tarde de hoy al sufrir un atentado cuando se encontraba en el interior del bar Irubide, de la citada localidad, en donde todos los días tomaba un vino al terminar su trabajo.

Según los numerosos testigos que se encontraban en el Interior de] bar, hacia la, una menos cinco de la tarde, tíos jóvenes desconocidos irrumpieron en e] establecimiento, dirigiéndose hasta el señor Rodríguez, quien en estos momentos estaba tomando el aperitivo junto a la barra, en compañía de unos amigos. Sin mediar palabra, los desconocidos dispararon repetidas veces con pistola, según los propíos testigos.

El guarda forestal cayó mortalmente herido en el suelo. Inmediatamente los autores del atentado abandonaron el bar y subieron en el Seat 124, en el cual había una tercera persona.

Don Fernando Espinóla que rápidamente atendido por alguna de las personas que estaban en el bar, pero los esfuerzos fueron inútiles, ya que el guarda forestal falleció prácticamente en el acto, ya que uno de los proyectiles le afectó la cabeza. En el lugar de los hechos fueron recogidos siete casquillos FN 9 milímetros Parabellum.

Según personas allegadas al muerto, éste llevaba residiendo en la localidad guipuzcoana de Oyarzun desde hacía quince años, donde llegó como guarda forestal de leona. Paralelamente a su profesión había colaborado con los diarios donostiarras «La Voz de España» y «Diario Vasco». De conocida ideología de derechas, el señor Rodríguez Espinóla no militaba, al parecer, en ningún partido. No obstante, según algunos sectores de Oyarzun, el muerto había recibido amenazas, de las que al parecer no hizo caso y hasta le sirvieron para hacer algún comentario humorístico con sus amigos.

Don Fernando Rodríguez estaba soltero y vivía en una vivienda en régimen de pensionista.—J. R. MUGUERZA.

APARECE EL COCHE. — Sobre las dos de esta tarde, apareció abandonado, junto a la estación de ferrocarril de Rentería (Guipúzcoa), el vehículo utilizado por los autores del atentado.

El vehículo es un Seat 124, de color blanco, matricula Z-6647-J, propiedad de I. J. P., vecino de Zaragoza y viajante de profesión.

Este vehículo fue sustraído a su propietario sobre las doce menos cuarto del mediodía de ayer.

 

< Volver