En su audiencia general de ayer. 
 El Papa Juan Pablo II implora la liberación de Javier Rupérez  :   
 "Os invito- dice el pontífice a los secuestradores- a pensar que ninguna solución humana y justa puede alcanzarse por los caminos de la violencia". 
 ABC.    15/11/1979.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EN SU AUDIENCIA GENERAL DE AYER EL PAPA JUAN PABLO II IMPLORA LA LIBERACIÓN DE JAVIER RUPEREZ

«Os invito —dice el Pontífice a los secuestradores— a pensar que ninguna solución humana y justa puede alcanzarse por los caminos de la violencia»

Ciudad del Vaticano. 14. (Efe.) El Papa Juan Pablo II dirigió hoy un llamamiento a los secuestradores del diputado español Javier Rupérez para que le pongan «espontáneamente» en libertad en el curso de la audiencia general celebrada esta mañana en la basílica de San Pedro (y no en la plaza, como es habitual, a causa del mal tiempo).

«Quiero dirigirme directamente a quienes han secuestrado al señor Javier Rupérez, distinguido miembro del Congreso de Diputados de España», dijo el Papa.

«Sé que esta acción —prosiguió— ha sido deplorada y condenada sin paliativos peala opinión pública (...). He de manifestar mi profundo dolor por esta nueva violencia contra la dignidad de una persona, que repercute en ofensa a toda la sociedad.»

Continuó diciendo el Pontífice: «Pido Insistentemente al Señor que ilumine vuestra inteligencia y mueva vuestro corazón, responsables del secuestro, para que, guiados por principios de convivencia y por sentimientos de humanidad, liberéis espontáneamente al señor Rupérez y pongáis fin a la angustia suya y dé su familia.»

El Papa concluyó así: «Os invito a pensar que ninguna solución humana y justa puede ser alcanzada siguiendo los caminos de la violencia. Nadie, tanto menos quien se llame cristiano, puede recurrir a tales procedimientos.»

El Pontífice formuló este llamamiento en lengua española.

 

< Volver