Txiki Benegas, reelegido secretario general. 
 Triunfo nacionalista en el PSOE vasco     
 
 Diario 16.    19/11/1979.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Diario 16/19-noviembre-79

NACIONAL

Txiki Benegas, reelegido secretario general.

Triunfo nacionalista en el PSOE vasco.

Bilbao (Corresponsal) — Con el afianzamiento de la línea nacional, encabezada por Txiki Benegas finalizó ayer el congreso del PSE en el que se debatió la estrategia de la actuación que ese partido desarrollará en la nueva etapa que se ha abierto en el País Vasco a partir de la aprobación del Estatuto de autonomía.

En el transcurso de estas cuatro jornadas, se han perfilado y analizado los temas más acuciantes, además de haberse disipado los propios conflictos internos que le aquejaban al PSE y por los que según medios políticos, los socialistas vascos iban perdiendo incidencia en el espectro político de la izquierda vasca.

Asimismo, y ya en la última jornada, se procedió a la elección de la nueva ejecutiva nacional y del secretario general, así como del presidente del partido.

Txiki Benegas y Juan Iglesias, en calidad de secretario general y presidente, respectivamente, resultaron de nuevo elegidos con casi un 91 por 100 de los votos emitidos.

Cambios en la ejecutiva

La ejecutiva sufrió algunas modificaciones que han sido consideradas de gran interés al suponer el afianzamiento del sector vasco de Txiki Benegas.

Mientras, el sector llamado «critico» perdía puesto en el nuevo comité, siendo desplazados hombres de gran peso, como Ricardo García Damborenea, que únicamente fue elegido para el comité federal del PSOE, órgano político que apenas tiene incidencia en la actuación del PSE en Esukadi.

Dentro del capítulo de la elección del comité ejecutivo, es de destacar el triunfo de la línea sindical más adicta al partido, con la reelección de Antón Saracíbar y de Alberto Pérez, hombre calificado de ugetista, al defender una mayor autonomía para este sindicato socialista.

Objetivos del PSE

Por otra parte, Txiki Benegas en un discurso de clausura resumió brevemente los objetivos y línea a seguir que este congreso ha aprobado. En primer lugar, señaló que «es necesario el desarrollo de las instituciones para consolidar la autonomía en Euskadi con la participación del resto de la izquierda vasca».

Asimismo, Txiki Benegas manifestó que «el deber de los militantes es el de consolidar el PSE como partido hegemónico dentro de la izquierda vasca y que pueda devolver a la clase obrera el protagonismo perdido en estos años, con objeto de realizar una Euskadi nueva para todos, en la que no haya marginados por razón de lengua o de procedencia».

Más adelante, el secretario general manifestó que otra de las directrices del partido en esta nueva etapa es la defensa de la vida, «ya que —dijo— no se puede conseguir la libertad con las metralletas. Hay que constituir una sociedad más tolerante y como medio para este objetivo, vamos a potenciar un frente de defensa de la democracia que movilice al pueblo vasco y a la clase obrera contra las acciones terroristas», añadió.

Navarra, punto polémico dentro de este congreso, fue abordado por el mismo, de forma clara, según indicó Txiki Benegas. «No hemos eludido el tema de Navarra y ya sabemos que por esa decisión vamos a perder votos, pero no nos importa», señaló. «No podemos dividir a Navarra en dos comunidades de forma visceral como de hecho pretenden aquéllos que defienden su integración o los que preconizan un navarrismo acérrimo.»

«Además —prosiguió el secretario general— no hay solución en el tema de Navarra sin el partido socialista, porque tenemos una incidencia en aquel pueblo fundamental para tomar cualquier postura.»

«Vamos a desarrollar el articulado del Estatuto que defiende una mayor vinculación con Navarra en base a acuerdos sectoriales. Antes de plantearse el tema de una integración —argumentó Benegas— es necesario que las fuerzas políticas presentes en aquella provincia se sieten a negociar para llegar a un acuerdo en el método a seguir.»

Finalmente, Txiki Benegas señaló que «hay que trabajar fuertemente a nivel sectorial para conseguir un programa electoral coherente y para crear una alternativa de Gobierno».

 

< Volver