Por un malentendido. 
 Suspendido ayer el juicio a seis etarras polis-milis     
 
 Diario 16.    20/11/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Por un malentendido administrativo

Suspendido ayer el juicío a seis etarras polis-milis

Madrid — Por un malentendido entre el director de la cárcel de Basauri (Bilbao) y la Sala Segunda de la Audiencia Nacional quedó suspendido ayer el juicio contra seis presuntos integrantes de un comando de acción de ETA (p-m).

La pasada semana el director de la cárcel vizcaína dirigió un telegrama a la Audiencia Nacional indicando que el recluso Javier Vidarte necesitaba atención médica en un hospital, por lo que notificaba su internamiento en el hospital de Basurto de la capital vizcaína.

El presidente de la Sala Segunda de la Audiencia Nacional ante este telegrama decidió el pasado viernes por la mañana suspender el juicio previsto para ayer, un el que debían estar presentes el mencionado Javier Vidarte y otros cinco militantes, también recluidos en centros penitenciarios. La decisión no fue notificada a los abogados, ni a los procesados.

Al existir una orden previa de traslado de los presuntos integrantes del comando poli mili, éstos fueron conducidos por la Guardia Civil desde los diversos centros donde se hallaban recluidos hasta la cárcel de Carabanchel en espera de la vista de hoy.

Los abogados se traslada ron desde San Sebastián y Bilbao hasta Madrid, con normalidad, y a lo largo del fin de semana prepararon el juicio con sus patrocinados, al ignorar la decisión de la Audiencia Nacional, ya que lodos los procesados, incluido el presuntamente enfermo Javier Vidarte, se encontraban en Carabanchel.

En la mañana de ayer los letrados acudieron al Pala ció de Justicia, donde les fue notificada la decisión judicial, poniéndose de manifiesto el error. Los familiares y amigos de los detenidos que se habían trasladado hasta Madrid debieron volver a sus punlos de origen sin presenciar la vista.

Los seis encausados, Gustavo Acebedo, Fernando Muñoz, Jon Bilbao, Javier Vidarte, Juan Ignacio Zarraga y Víctor Garay, están acusados por el ministerio fiscal de haber participado en el robo de armas y explosivos en Guipúzcoa y Vizcaya, respectivamente.

Varios miembros de este contundo, según las acusaciones policiales, participaron igualmente en el secuestro del director del Banco de Bilbao en la localidad de Las Arenas (Vizcaya), a quien posteriormente utilizaron para llevarse de la entidad bancaria mas de ocho millones de pesetas.

 

< Volver