Diputados de UCD piden protección     
 
 Diario 16.    20/11/1979.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Diputados de UCD piden protecdon

Madrid - Las instancias superiores de la Unión de Centro Democrático no tienen conocimiento de la existencia de un comunicado de diputados de dicho partido, en el que se pide al Gobierno que no negocie con los secuestradores de su compañero Javier Rupérez, manifestó ayer el secretario de Estado para la Información, José Meliá.

«De lo único que se tiene noticia —agregó el portavoz gubernamental— es de escritos solicitando protección oficial.» Esta posibilidad había sido difundida en los últimos días.

También circuló el rumor de que algunos parlamentarios de UCD, después del intento frustrado de secuestro de Gabriel Gisneros, suscribieron documentos en los que se negaban a que hubiese negociación con los terroristas en caso de secuestro.

En este sentido, DIARIO 16 supo que una alta personalidad del partido y parlamentario por una de las provincias vascas confió a su mujer una carta cerrada, para abrir sólo en caso de que fuera secuestrado.

En el texto figura, al parecer, una petición de que en el supuesto de su secuestro no fuera objeto de ningún tipo de negociación.

Dentro de este contexto, Meliá desmintió que la Organización para la Liberación de Palestina fuera a mediar entre el Gobierno español y la organización terrorista ETA (p-m) en el secuestro de Rupérez.

El Gobierno estudia el contenido de las intervenciones de líderes ultraderechistas, así como el desarro-

llo de la concentración registrada el pasado domingo en la plaza de Oriente de Madrid por si en las mismas se hubieran producido hechos delictivos, según manifestó ayer el portavoz oficial del Gobierno.

Respecto al masivo uso partidista de la bandera nacional por militantes de organizaciones ultraderechistas Meliá indicó que existe la prohibición que impide tal uso, pero que no existe la tipificación del ilícito, ni la posible sanción correspondiente y que, por tanto, es un tema a estudiar.

De los contenidos de las intervenciones, parlamentos y pancartas que tuvieron lugar en la concentración, el portavoz gubernamental anunció que se están examinando para transmitirlos a la autoridad judicial correspondiente por si fueran constitutivos de delitos tipificados y penados en la normativa vigente,

Meliá resaltó también que durante la jornada del domingo el complejo del palacio de la Moncloa registró un reforzamiento de las medidas de seguridad «muy justificadas, ya que una de las consignas que hicieron circular entre los manifestantes ultraderechistas era venir hasta aquí, y de hecho hubo numerosos intentos de acercarse».

«Dentro de la lógica de la filosofía de centro —argüyó el portavoz gubernamental— está el recibir las tortas por los dos lados: por la izquierda atacan fuerzas como la ETA y por la derecha vienen los insultos y las agresiones como las del domingo.»

 

< Volver