Javier Rupérez, trece días en manos etarras. 
 Los datos sobre el secuestro no son oficiales     
 
 Diario 16.    24/11/1979.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

NACIONAL

Javier Rupérez,, trece días en manos etarras los datos sobre el secuestro no son oficiales.

Madrid — E1 hermetismo oficial en torno a las investigaciones policiales en el secuéstramele Javier Rupérez fúe roto ayer por la Dirección de 4a Seguridad del Estado para indicar que «la propia naturaleza de la acción policial que se realiza de forma profunda, constante e intensa desde el pasado domingo, día 11, no permite publicación de comunicados informativos sobre el curso de las mismas».

El comunicado oficial continúa señalando que «ante las informaciones que circulan últimamente en torno a este caso cabe decir que ninguna declaración oficial ha sido formulada hasta el presante. No puede atribuirse a ningún organismo responsable del Ministerio del Interior las informaciones que continuamente vienen apareciendo en los diversos .medios de difusión ni tampoco las inexactitudes o errores que puedan contener».

La nota, sin embargo, no desmiente ninguna de las informaciones aparecidas hasta el momento. Por su parte, el portavoz oficial del Gobierno; José Meliá, informó ayer que el Consejo de Ministros habia recibido un informe elaborado por su titular de Interior sobre el resultado de las investigaciones policiales hasta el momento.

Según pudo saber DIARIO 16, el presidente del Gobierno tuvo conocimiento de la recepción por parte de un redactor de la revista «Interviú» de las fotografías y una carta autógrafa de Javier Rupérez en la presente semana.

Al tener conocimiento la familia dé la existencia de la carta y las fotos, Ignacio Rupérez, hermano del secuestrado se trasladó hasta la sede de la revista y reconoció la letra y las expresiones de su hermano, así como las fotos, en las que aparecía elegante con estado saludable.

Pertur, al fondo.

Las fotografías entregadas a Xavier Viñader, de «Interviú», son cinco, dos en color efectuadas con máquina Polaroid (de revelado automático) y tres en blanco y negro. Tras la figura del secuestrado se puede apreciar una ikurriña en la que hay colocada una foto del desaparecido etarra Eduardo Moreno Bergareche «Pertur».

Según se puede apreciar en las fotografías, el secuestrado tiene en sus manos un periódico del día 17 de noviembre último.

Según fuentes bien informadas, el presunto jefe del comando etarra que tiene secuestrado a Javier Rupérez, identificado como José Miguel Moñux Echániz, es uno de los viejos militantes etarras que se alineó con Pertur en la dirección de ETA (político-militar).

Moñux Echániz fue detenido en San Sebastián en 1976 a raíz del secuestro del industrial vizcaíno Arrásate, aunque su nombre no figura entre los etarras más conocidos.

La Policía, por su parte, siguió ayer el «peinado» de varias zonas de la capital madrileña, sin que por el momento se tenga conocimiento de los resultados. Las catorce personas que habían sido detenidas en los últimos días pasaron a disposición judicial.

Al parecer los detenidos no parecen tener vinculación con el secuestro aunque sí con las actividades de ETA.

 

< Volver