Estalla un potente artefacto en el Ayuntamiento de Rentería  :   
 El atentado ha sido reivindicado por los Grupos Armados Españoles. 
 ABC.    25/11/1979.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ESTALLA UN POTENTE ARTEFACTO EN EL AYUNTAMIENTO DE RENTERÍA

El atentado ha sido reivindicado por los Grupos Armados Españoles.

San Sebastián, 24. (Europa Press.) Un artefacto, compuesto por un kilo de «goma-2», ha hecho explosión sobre las dos y cuarto de esta madrugada en «1 Ayuntamiento de Rentería (Guipúzcoa). El artefacto ha causado daños de gran consideración y ha destruido prácticamente una sala de la primera planta del edificio del Ayuntamiento, dedicada a pagos de multas y archivos.

Sobre los dos y cuarto de la madrugada dos Individuos, encapuchados y armados con pistolas, penetraron en el interior del Ayuntamiento portando una bolsa de plástico que contenía el explosivo. Intimidaron a los policías municipales que se hallaban de servicio, obligándoles a que subieran a la planta primera, y allí colocaron el artefacto y bajaron rápidamente las escaleras hasta alcanzar la calle. Al propio tiempo, advirtieron a los policías municipales para que no abandonaran el lugar, ya que en un minuto haría explosión el artefacto.

Tras los autores del atentado, los policías abandonaron el edificio, y, acto seguido, el artefacto hizo explosión. Los dos individuos huyeron en un coche blanco. Poco tiempo después, en el diario «La Voz de España», se recibió una llamada telefónica anónima, en la que, de forma nerviosa, el comunicante señaló que «las explosiones en el Ayuntamiento de Herri Batasuna de Rentería las reivindicaban los Grupos Armados Españoles». A continuación colgó.

Al parecer, los daños causados por la explosión se calculan en tres millones y medio de pesetas aquél con la organización vasca, según informa el diario «La Voz de España». Un hermano de José Miguel ha señalado que José Miguel conectó telefónicamente con sus familiares para tranquilizarlos y dejar claro que no es militante de ETA ni tiene nada que ver con el secuestro de Rupérez.

 

< Volver