Herri Batasuna podría renunciar a sus escaños     
 
 Diario 16.    28/11/1979.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Herri Batasuna podría renunciar a sus escaños

Bilbao — Los cuatro parlamentarios de Herri Batasuna, Monzón, Letamendía, Solabarría y Castells, podrían presentar próximamente su definitiva renuncia como diputados y senador, respectivamente, según supo DIARIO 16 en fuentes próximas a la coalición abertzale.

Tras la concesión, ayer tarde, de los suplicatorios para procesar a los diputados Telesforo Monzón y Francisco Letamendía, Herri Batasuna ha decidido, en primer lugar, apoyar a éstos con una campaña contra la concesión de los suplicatorios, según acordó el lunes en Pamplona la mesa nacional de la coalición.

La concesión de los suplicatorios fue calificada por el grupo nacionalista vasco de izquierda como «un nuevo y antidemocrático intento de represión que constituye la aniquilación de la acción política que, representa la coalición».

Por otra parte, se están estudiando la posibilidad de la dimisión en bloque de los cuatro parlamentarios elegidos el pasado 1 de marzo en las elecciones generales.

Con la renuncia, tanto de Monzón y Letamendía, como Pedro Solabarria —diputado el primero por Guipuzcoa y los otros dos por Vizcaya—, así como del senador guipuzcoano Miguel Gastéis, se montaría una campaña, dentro de la cual se produciría la dimisión de todos ellos, renunciando definitivamente a sus puestos de parlamentarios, sin haber llegado a ejercer sus funciones en las Cámaras.

Caso de producirse la renuncia, parece que el resto de los integrantes de las listas electorales también renunciarán a su derecho a pertenecer al Parlamento, con lo que, de acuerdo a la actual legislación electoral, los puestos de diputados por Vizcaya de Letamendía y Solabarria quedarían vacantes, así como el de Telesforo Monzón por Guipúzcoa, hasta la celebración de nuevas elecciones generales, lo que, en principio, no ocurrirá hasta 1983.

Las vacantes, en blanco

La actual legislación electoral —que se rige por el decreto-ley de 23 de marzo de 1977— señala que «en caso de fallecimiento, incapacidad o renuncia de un candidato proclamado electo, el escaño será atribuido al candidato de la misma lista a quien corresponda», es decir, a, los siguientes candidatos de la lista presentada.

En caso de no querer ocupar el escaño ninguno de los candidatos de Herri Batasuna, aquél no podrá distribuirse a otras listas, quedando el puesta vació.

Respecto al escaño del senador Miguel Castells, las disposiciones legales son distintas, puesto que, en caso de renuncia, se debería repetir la votación con una nueva elección, siempre que la renuncia se produzca dentro de los dos primeros años de la legislatura, como ocurre en el caso actual.

 

< Volver