Sólo falta la sanción real a los Estatutos vasco y catalán     
 
 Diario 16.    13/12/1979.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Sólo falla la sanción real a los Estatutos vasco y catalán

Los Estatutos de autonomía para el País Vasco y Cataluña culminaron ayer su etapa parlamentaria con la aceptación prácticamente unánime del Senado. Sólo resta la sanción del Rey y la publicación en el «BOE», lo que se producirá en los próximos días.

Madrid — Casi por unanimidad fueron ratificados a mediodía de ayer en el Senado los Estatutos de autonomía para el País Vasco y Cataluña. El resultado definitivo de las votaciones fue 185 votos a favor, cuatro en contra y tres abstenciones para el vasco y 168 votos a favor, uno en contra y tres abstenciones para el catalán.

Tras este trámite, queda cumplido lo previsto en la Constitución en el sentido de que, tras la aprobación de los Estatutos correspondientes por referéndum, deberán someterse a la ratificación de las Cortes Generales. Únicamente resta en la actualidad la sanción real y su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».

Fuentes próximas al Palacio de La Zarzuela aseguraron a DIARIO 16 que, en principio, no estaba previsto el acto de sanción real en las horas precedentes al viaje de los Reyes a Guinea, aunque no se descartaba la posibilidad.

La sesión de ayer en el Senado se inició con unas palabras del presidente de la Cámara, Cecilio Valverde, en las que manifestaba su satisfacción y recogía el sentir de los senadores por la liberación de su compañero parlamentario en el Congreso Javier Rupérez.

Los senadores puestos en pie aplaudieron las palabras de su presidente, como testimonio de solidaridad con el liberado apenas unas horas antes.

Posteriormente se entró de lleno en el orden del día, en el que se incluía como primer punto el debate y posterior ratificación del Estatuto de autonomía para el País Vasco. La presidencia decidió que únicamente se celebrarán dos turnos a favor y otros dos en contra, con lo que se suscitó un contencioso, ya que´ eran tres los senadores del Grupo Mixto que querían intervenir, en contra del texto de Guernica.

El portavoz del grupo en litigio decidió entonces dar la palabra a los senadores Pinilla y Bosque, no pudiendo intervenir el navarro Monge.

José Luis Monge intentó que el presidente modificara su decisión, pero, al no ser así, decidió abandonar la sala, aunque volvería posteriormente a la hora de la intervención de los portavoces de cada grupo, para «hablar en nombre de Navarra». Tampoco pudo hacerlo en esta segunda ocasión.

El Estatuto de Sau fue ratificado por 168 votos a favor, uno en contra (el de Carlos Pinilla) y tres abstenciones de los senadores del Grupo Mixto que en el caso del Estatuto de Guernica habían votado en contra.

Monge se explica

Tras la sesión matinal el senador navarro José Luis Monge, que abandonó en días pasados el Grupo Centrista, entregó a los informadores el texto que quería haber leído en la Cámara, en el que explica su interpretación del artículo 151 de la Constitución sobre la forma en que deberá desarrollarse el segundo referéndum (para reformar el Estatuto Vasco) si Navarra decide incorporarse a la comunidad autónoma vasca.

 

< Volver