Rupérez, liberado tras 31 días de secuestro. 
 Satisfacción y valoración positiva     
 
 Diario 16.    13/12/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

NACIONAL

RUPEREZ, LIBERADO TRAS 31 DÍAS DE SECUESTRO

13-diciembre-79/Diario1

Satisfacción y valoración positiva

Todos los diputados y dirigentes políticos consultados esta mañana por DIARIO 16, en el Congreso manifestaron su extraordinaria satisfacción por la liberación de Javier Rupérez.

Madrid — El secretario general del PSOE, Felipe González, después de dedicar un recuerdo al propio diputado centrista y a su familia, opinó que el desenlace satisfactorio se había producido porque «se han abierto vías de repliegue para ETA (p-m) al tomarse ciertas iniciativas; esta organización también se habrá convencido de su tremendo error no solamente a nivel humano sino también políticamente».

Preguntado sí se ha concedido algo a cambio de la liberación de Rupérez, Felipe González dijo: «Desde la defensa de las Instituciones democráticas y del Estado no se ha pedido en nada. El asunto se ha llevado bien y la actitud del presidente del Gobierno me parece correcta».

El diputado y representante de Euskadiko Ezkerra Juan María Bandrés aseguró a este periódico que después de la familia y el Gobierno el más satisfecho Rupérez es él. «Pedí desde el primer momento su liberación y hoy se ha cumplido una exigencia de justicia.»

El diputado abertzale aseguró ignorar si ha habido concesiones por parte del Gobierno a cambio de la liberación del diputado centrista, «pero existen otras exigencias de justicia que pueden ser satisfechas por el Estado, como la creación de una comisión de encuesta que investigue las presuntas torturas cuyo debate se incluye en el pleno del Congreso que estamos celebrando».

El portavoz del grupo parlamentario centrista, Antonio Jiménez Blanco, solamente se limitó a comentar su enorme satisfacción por el desenlace feliz del secuestro refiriéndose a las numerosas llamadas de felicitación que ha recibido desde primeras horas de la mañana. «Era justo que el secuestro se resolviera de esta manera», manifestó.

Peces-Barba:

«Esfuerzo concurrente»

El secretario del grupo parlamentario socialista, Gregorio Peces-Barba, expresó su alegría recordando la vieja amistad que le une con Rupérez. Dijo .que la liberación na sido posible gracias al «esfuerzo concurrente» que han realizado todos los sectores políticos. Añadió que «no me consta que haya habido negociación directa entre el Gobierno y ETA (p-m) pero ha sido fundamental la gestión realizada por el comité pro liberación encabezada por Joaquín Ruiz-Giménez, gestiones que vinculan a todos los sectores».

El diputado del PNV Antoni Monforte valoró la liberación de Rupérez como «un respiro definitivo de la expectación que todos manteníamos hacia su suerte; esperamos que supere lo que supone haber estado privado de libertad durante un mes».

Monforte manifestó que la liberación de Rupérez «va a aportar al futuro de los debates parlamentarios una cierta serenidad porque el secuestro flotaba en el ambiente de la Cámara y suponía un gran obstáculo para tomar ciertas decisiones».

El representante del PNV aseguró desconocer «lo que haya habido por medio para conseguir la puesta en libertad del diputado centrista; solamente un comité de seguimiento para la defensa de los derechos humanos y la liberación de Rupérez ha sido positivo».

Preguntado por la actitud de ETA (p-m), dijo que no sabía si se había echado atrás respecto a sus planteamientos iniciales, pero manifestó su satisfacción porque este asunto se haya reconducido por las vías políticas y se hayan abandonado posiciones ingratas.

Monforte expresó su disgusto por el hecho de que en un informe de los servicios de información del Ejército se vincule a medios vascos como «Deia» y el sindicato Ela-STV a las organizaciones de ETA.

«Si ésa es la información de que disponen no me extraña que dorante un mes no hayan tenido ni rastro de Rupérez». También reprochó a Nicolás Redondo que ayer hubiera vinculado la última huelga general de Euskadi contra el estatuto con las posiciones terroristas, asegurando que Herri Batasuna estuvo en contra de dicha huelga.

El diputado comunista Simón Sáchez Montero, después de expresar su enorme alegría, dijo que nunca perdió la esperanza de que Rupérez fuera liberado y manifestó su deseo de que hechos de este tipo no vuelvan a repetirse «porque no favorecen la implantación del Estatuto en Euskadi ni a la democracia».

Garaicoechea: «Solución a un drama humano»

El presidente del Consejo General del País Vasco, Carlos Garaicoechea, manifestó al tener conocimiento de la libertad de Javier Rupérez que «he sentido una enorme alegría, porque por encima de cualquier otra consideración significa para mí la solución de un drama humano y el sufrimiento familiar que envolvíanla situación».

«Creo que en esta situación, añadió el presidente del CGV, las declaraciones políticas no son muy comprensibles, porque no siempre es aplicable el ejemplo de Guzmán el Bueno. Sin embargo, hay que señalar que en este caso ha primado una solución que ha salvado la vida humana y el prestigio de instituciones que uceen un valor importante.»

Por su parte, la CEOE expresó igualmente su satisfacción por la liberación del parlamentario por Cuenca.

La organización empresarial aprovechó la ocasión para reiterar su enérgica condena de hechos como el secuestro de Javier Rupérez, «al cohartar la libertad y los derechos más elementales de la persona», por lo que los considera un atentado a la sociedad española.

En el campo internacional, en la tarde de ayer se produjeron las primeras muestras de felicitación a la familia Rupérez y al partido del Gobierno. Entre los telegramas recibidos cabe citar el del secretario general de la Unión Democristiana de Alemania federal, el del vicepresidente de Democracia Popular Ecuatoriana, el del primer ministro belga y los de varios partidos italianos.

Elogios de Ruiz-Giménez

Joaquín Ruiz-Giménez, portavoz del comité pro liberación, elogió el comportamiento de dirigentes de Euskadiko Ezkerra, principalmente a Juan María Bandrés, «por haber ayudado en todo momento, a lograr un clima de entendimiento que evitara la tragedia que supone la muerte de un hombre, en este caso de Javier Rupérez.»

El miembro del comité pro liberación se refirió también a la actitud del presidente Adolfo Suárez que «en estos últimos días se ha mantenido muy sereno y no ha regateado esfuerzos».

En opinión de Ruiz-Giménez la liberación de Rupérez «no es más que un acto de justicia» y no el resultado de negociaciones. «Los secuestradores han comprendido que no conducía a nada cobrarse la vida de Javier Rupérez, después del clamor popular y voces con mucho prestigio en favor de mucho pretigio en favor de su liberación.»

Ruiz-Giménez, que conoció la noticia telefónicamente por boca de Ignacio Rupérez, precisó que «la liberación se ha retrasado un poco más, debido a lo que los propios secuestradores llaman dificultades técnicas».

Preguntado si creía que se habían cumplido las exigencias de ETA (p-m), Ruiz-Giménez manifestó que únicamente se ha creado comisiones de encuesta sobre las torturas en el Congreso de los Diputados y en el Consejo General Vasco y esperaba que dichas comisiones actúen en un sentido humanitario.

Ruiz-Giménez cree que los procesos pendientes contra presuntos miembros de ETA se agilizarán en el futuro. «Lo creo y lo deseo», señaló.

 

< Volver