Rupérez, liberado tras 31 días de secuestro. 
 Los secuestros de ETA     
 
 Diario 16.    13/12/1979.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

Los secuestros de ETA

1970. Diciembre: El cónsul honorario de Alemania federal en San Sebastián, Behil, Permaneció veinticinco días.

1972. Enero: El industrial José María Zabala. En apoyo de reivindicaciones laborales.

1973. Enero: Felipe Huarte., 1976. Abril: Ángel Berazadi, quien es asesinado, y constituye el primer secuestro seguido de muerte de la víctima operado por ETA.

Octubre.- Desaparecen dos inspectores de Policía en Hendaya, descubriéndose sus cuerpos, un año más tarde, enterrados en una playa de la costa vasco-francesa.

1977: El industrial Ibarra, posteriormente asesinado.

1978: Por el móvil de utilizar el coche de las víctimas para posteriores acciones; aunque por su frecuencia es imposible hacer una contabilización completa.

Febrero: Sebastián Arrubarrena y Paulino Endemaño.

Julio: Jesús Amalio López Narcue.

Septiembre: Iganacio Hurzaeta, de la inmobiliaria Hurzaeta. Se pagó siete millones de pesetas por su liberación.

Noviembre: José Javier Crespo Berisa, delegado del Ministerio de Educación y Ciencia, en Guipúzcoa. Permaneció cuatro días.

También el director de la sucursal del Banco de Bilbao en Plencia (Vizcaya) y el de la Caja Laboral Popular de Escoriaza (Guipúzcoa). Cinco y veinte millones de pesetas, respectivamente, consiguieron los etarras.

Diciembre: José Alegría y un piloto de la compañía de la que es directivo son obligados a sobrevolar Bilbao y arrojar octavillas en las que se pedia el «no» a la Constitución que iba a ser votada. Lo hicieron por comunicar ETA a José Alegría que tenían secuestrados a miembros de su familia en su domicilio particular.

1979. Enero: Milagros Ilzarbe con su hijo Sergio Albizu, de seis meses. Estuvo cinco días. Igualmente, en el mismo mes, el director de la Caja de Ahorros de Guipúzcoa en Andoain. Su secuestro duró una noche, hasta conseguir ETA 448.000 pesetas.

Febrero: Georges Roucier, director de Michelín en Lasarte (Guipúzcoa). Abandonado con un tiro en la pierna tras una hora de secuestro. Días mas tarde, Luis Abaitúa, directivo de la misma compañaía en Vitoria. Permaneció durante diez días.

Marzo: Fernando Picó. Su padre, presidente de Magefesa, pagó 2.700.000 pesetas por el rescate.

Junio: Ignacio Astiz, delegado del Ministerio de Industria en Navarra. Su secuestro duró cinco días.

Noviembre: José Luis Calvo Casas. Tras dos horas de secuestro, fue abandonado con un tiro en la pierna.

El día 11 del mes pasado, Javier Rupérez, puesto en libertad hoy tras urC mes de secuestro.

En Pamplona, el 22 de noviembre de 1979 un comando secuestró al industrial Francisco Javier Jáuregui, abandonado horas después con dos tiros en las piernas.

 

< Volver