Autor: Unzueta, Patxo. 
 Tras ser elegido presidente del "Bizkai Buru Batzar". 
 Xabier Arzallus renuncia a su escaño de diputado     
 
 El País.    26/12/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Tras ser elegido presidente del "Bizkai Buru Batzar"

Xabier Arzallus renuncia a su escaño de diputado

PATXO UNZUETA. Bilbao

Xabier Arzallus, elegido presidente del Bizkai Buru Batzar (BBB), tras ser ratificada la victoria de la lista por él encabezada en las elecciones para renovar el órgano ejecutivo del PNV en Vizcaya, anunció ayer su intención de renunciar a su escaño en el Parlamento.

Aunque la decisión definitiva corresponde al órgano ejecutivo de Guipúzcoa —provincia por la que Arzallus resultó elegido el 3 de marzo—, se considera probable que sea Gerardo Bujanda, número tres en las listas nacionalistas de dicha provincia, quien ocupe la vacante dejada por el hasta ahora portavoz de la Minoría Vasca en el Congreso de los Diputados.

Los 112 apoderados que, en representación de 78 de las 103 juntas municipales de la provincial lograron reunirse el domingo en el batxoki de Ceanuri, acordaron, por unanimidad, adherirse a los acuerdos adoptados la víspera en la asamblea de Castillo de Elejabeitia, proclamando así la victoria de la candidatura de Arzallus. El nuevo Bizkai Buru Batzar, integrado por diez miembros, designó unas horas después a sus tres representantes en el Euskadi Buru Batzar, órgano ejecutivo nacional del partido. Juan Carlos Isasti, José Antonio Azpuru y el propio Xabier Arzallus —que fue también elegido presidente de la organización en Vizcaya— sustituirá en el Euskadi Buru Batzar a Iñaki Anasagasti, Antón Ormaza y Txomin Saráchaga. Estos dos últimos pertenecían a . la corriente rival, por lo que puede decirse que el triunfo del ala «renovadora» que encabeza Arzallus, ha sido total.

La ratificación de la elección del BBB hubo de realizarse en Ceanuri al encontrarse de nuevo bloqueadas las entradas al local de Castillo de Elejabeitia por los portavoces del sector Ormaza —como ocurriera el sábado—, donde inicialmente debía celebrarse la asamblea. Mientras que algunos militantes pro Arzallus ocupaban, desde primeras horas de la mañana, la primera planta del edificio, el grupo de adictos de Antón Ormaza —muchos de los cuales procedían de Bermeo, localidad donde el ex presidente del BBB posee una fábrica de conservas- impedían el acceso al local a los apoderados que iban llegando. Entre éstos se fue corriendo la voz de trasladar la asamblea al pueblo de Ceanuri, situado a catorce kilómetros de Castillo de Elejabeitia.

El centenar largo de delegados reunidos —que representaban aproximadamente el 75% de las juntas municipales— se limitó a ratificar la proclamación de la candidatura de Arzallus, elegida la víspera por los apoderados de veintiuna juntas que habían conseguido penetrar en el lugar designado para la asamblea. Puesto que los estatutos del PNV no determinan un quorum para dar por válida una elección, el sector Arzallus, a través de Sabin Zubiri, había dado ya por realizada la votación, y de ahí la fórmula de mera «ratificación» otorgada a la elección del domingo.

Con todo, los resultados, que confirman las previsiones existentes desde el viernes —en que se conocía que, al menos, 79 juntas municipales se habían pronunciado ya por la lista de Arzallus—, parecen dejar pocas dudas sobre la voluntad de la base. Más, si se tiene en cuenta que la impugnación del sector Ormaza se basaba fundamentalmente en su desacuerdo con el sistema de «proporcionalidad atenuada» decidido por el tribunal regional del partido y ratificado por el Euskadi Buru Batzar. El sector Ormaza, consciente de que la aplicación de dicho sistema —que otorgaba uno, dos o tres votos a cada junta, según el número de afiliados— favorecía a Arzallus, consideró antiestatutaria toda variación respecto al criterio confederal tradicional en el PNV. La mayoría del sector «renovador» ha sido clara sin necesidad de recurrir al sistema de voto ponderado.

No habrá escisión

Representantes del sector Ormaza descartaron ayer la posibilidad de una escisión, aunque insistieron en considerar ilegal la asamblea del sábado y anunciaron una política de oposición en el seno de la organización en Vizcaya.

El otro tema suscitado críticamente por el sector Ormaza, a lo largo de toda la campaña, había sido el de las incompatibilidades. A juicio de este sector, debía mantenerse el criterio tradicional de separar netamente cargos electos de cargos internos del partido, impidiendo la «concentración de poder en unas pocas personas». En la práctica, los órganos correspondientes venían levantando las incompatibilidades en determinados casos, dada la relativa dificultad de disponer de cuadros suficientes para cubrir todos los puestos en ayuntamientos, juntas generales, Consejo General, Congreso y Senado y, en el futuro, Parlamento y Gobierno vascos. Adelantándose estratégicamente a los acontecimientos, Xabier Arzallus anunció ayer su intención de renunciar a su escaño. El Guipúzcoa Buru Batzar debe ahora considerar si acepta tal dimisión —lo que implicaría levantar la incompatibilidad correspondiente— y, en tal caso, designar la persona que sustituirá a Arzallus en el Congreso.

De aceptarse la dimisión del diputado guipuzcoano, el Euskadi Buru Batzar —que debe ratificar toda decisión adoptada al efecto— deberá nombrar también un sucesor de Arzallus como portavoz en el Congreso. Marcos Vizcaya, que ha asumido ya ese papel en las ausencias de Arzallus, parece ser la persona llamada a ocupar el cargo en adelante.

 

< Volver