Máxima tensión en el PNV ante su encrucijada de hoy     
 
 ABC.    22/12/1979.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

MÁXIMA TENSIÓN EN EL PNV ANTE SU ENCRUCIJADA DE HOY

El «sector Ormaza» desconvoca la elección de esta tarde y expulsa a loa «burukides» pro Arzallus.

Madrid. (Pe nuestra Redacción.) El Partido Nacionalista Vasco vivirá hoy una de las jornadas más críticas de su ajetreada historia. Si bien para esta tarde estaba, convocada la elección del nuevo Bizkai Buru Batzar, los representantes de las Juntas que acudan a la cita encontrarán el Castillo de Lejabeitia —escenario de las más importantes reuniones del partido— cerrado a cal y canto. La explicación es bien sencilla: e! sector mayoritario del BBB saliente, con Antón Ormaza a la cabeza, ha decidido desconvocar la Asamblea, en base a la contradicción existente entre el sistema electoral acordado por el Tribunal de Justicia peneuvista y los propios Estatuios del partido.

Consecuencia de esta decisión, no acatada por el sector minoritario del BBB saliente —presumiblemente mayoritario si la elección se celebra, gracias al liderazgo del diputado por Guipúzcoa Xavier Arzallus—, puede ser que esta noche existan dos colectivos que reclaman para sf la representación del partido en Vizcaya.

La desconvocatoria de la elección de hoy fue acordada por ocho de los actuales trece miembros del BBB, alegando que mientras el fallo det órgano judicial del partido dispone una representación proporcional, variando los votos de cada Junta en función del número de afiliados, los Estatutos del partido hacen especial énfasis en su carácter confedera) y, por lo tanto, en la igualdad de influencia de todas las agrupaciones municipales de base. Como solución a la crisis abierta en el partido proponen la celebración de una «asamblea nacional» el próximo 17 de febrero, en el que se resuelvan este y otros temas conflictivos.

Tal y como era de esperar, los cinco «burukides» próximos a Arzallus han anunciado que no acatarán la suspensión del acto de hoy, instando a las Juntas a acudir a la cita. La respuesta de los ocho, todavía mayoritarios, ha sido fulminante: en reunión de urgencia celebrada ayer decidieron expulsar del BBB al quintento disidente bajo la acusación de «indisciplina sediciosa». Entre los expulsados figura el portavoz del partido ante la Prensa, Iñaki Anasagasti.

VALLEINCLANESCO. — Tras esta polémica legalista, la crisis del PNV es en realidad un abigarrado retablo de tensiones humanas cuyos perfiles van de lo dramático a lo valleinclaneso. Entre estas dos categorías se inscribe, desde luego, la pugna de los dos sectores el «progresista» o «parlamentario» y el «sabiniano» o «tradicional»—• ante el lecho de muerte del presidente del Tribunal de Justicia, Jesús Solaun, fallecido la semana pasada. Según los «sabinianos», cuya cabeza de candidatura para esta elección era el médico Josu Arenaza, Solaun emitió su resolución sobre el sistema de representación ya enfermo, bajo presiones de! grupo de Arzallus.

Por su parte, la viuda de Solaun acusa a Arenaza de haber intentado con rnalos modos acceder hasta su marido con el objetivo de revertir su decisión, no reparando en la gravedad de su estado. La viuda de Solaun —y esto es lo más grave—. reprocha también a Arenaza no haber acudido días antes a su requerimiento como profesional de la medicina, cuando su marido se puso enfermo. Arenaza alega que no podía abandonar la asamblea en la que participaba y que en su lugar envió a dos colegas cuyas especialidades les hacían más -idóneos para atender al enfermo.

Toda esta polémica ha salido a la luz pública a través de sendas cartas publicadas en la Prensa vasca. Tanto la viuda de Solaun como Arenaza concluían sus misivas con la misma expresión: «Dios salve a Euzkadi» Mucho va a tener que hacer, desde luego, la Divina Providencia por el País Vasco si la dinámica política del Partido Nacionalista continúa encauzándose por sus actuales constantes de agresividad y fraccionalismo.

GARAICOECHEA. — Sea cual sea el desenlace de la confrontación que hoy alcanza su fase más crítica, la imagen del PNV y su prestigio dentro del País Vasco van a quedar gravemente dañados. «¿Cómo vamos a inspirar confianza como partido de Gobierno si no somos capaces de ponernos de acuerdo entre nosotros?», apuntaba interrogativamente ayer una conocida personalidad peneuvista.

Especialmente decepcionante desde las posiciones externas al conflicto viene siendo el comportamiento a !o largo de! mismo del «lendakari» Garaicoechea. En vez de ejercer la capacidad mediadora implícita a su cargo, Garaicoechea ha optado por lavatse. las manos y mantenerse al margen.

Las divergencias estratégicas e ideológicas que laten tras los intereses personal en conflicto han quedado, por otra parte de relieve en un articulo publicado anteayer por Arenaza en la Prensa de Bilbao. En el mismo se declara contrario a la colaboración del PNV con el Partitdo Socialista autóctono ESEI, algunos de cuyos dirigentes ocupan puestos importantes en el actual Consejo General Vasco, y con la coalición Euzkadiko Ezquerra. Igualmente rechaza de manera rotunda la nacionalización de diversos sectores productivos, propugnada en algunas ocasiones por Arzallus.

 

< Volver