"La España que cambia". 
 Declaraciones de Serrano Suñer al semanario italiano "Oggi"  :   
 "Los españoles han vivido determinado tiempo sin practiacar aquello que se puede definir como ciudadanía". 
 ABC.     Páginas: 1. Párrafos: 7. 

DECLARACIONES DE SERRANO SUÑER AL SEMANARIO ITALIANO "OGGI"

«Los españoles han vivido determinado tiempo sin practicar aquello que se puede definir como la ciudadanía»

Roma, 16. (Efe.) El semanario «Oggi» publica unas declaraciones de don Ramón Serrano Súñer, que constituyen la primera .parte de una serie de entrevistas que, bajo el titulo «La España que cambia» anuncia esta publicación.

El señor Serrano Súñer comenta que los españoles nos encontramos ahora en una situación confusa, tanto entre las fuerzas políticas de derechas como entre las fuerzas de izquierda, como consecuencia de que los españoles han vivido durante determinado tiempo sin practicar aquello que se puede definir como la «ciudadanía».

Lorenzo Vincenti, autor de la entrevista, explica que el 95 por ciento de los españoles, están de acuerdo en rechazar la hipótesis de venganzas en cadena, de una una nueva forma de aquella guerra civil que. entre el 1936 y 1939, segó cerca de un millón de muertos sobre una población de 26 millones, por lo que el «problema principal es conquistar la democracia sin aventuras, tras casi cuarenta años.

Más adelante, en la conversación con don Ramón Serrano Súñer, éste evoca recuerdos de la segunda guerra mundial y confirma que «estaba convencido en aquel tiempo de que Alemania hubiese ganado la guerra, y que España se uniese sólidamente a Italia y Francia para contrapesar la hegemonía alemana. La Historia enseña que los alemanes han ainado siempre demasiado la prepotencia». Y ratifica que «Franco estaba convencido de que Alemania habría vencido, no sólo al inicio d* la segunda guerra mundial, sino también después, cuando se produjo la derrota alemana en Stalingrado, mientras que yo mismo, germanófilo, comenzaba a dudar».

Para Serrano Súñer, España «no entró en guerra en aquel momento porque Alemania, caída Francia, no tenía ningún interés en compartir el éxito con nosotros. Hitler y sus generales, orgullosos de las conquistas, no deseaban otros aliados con los que repartir las victorias, y no hicieron nada para empujar a España a la guerra. Al contrario. En cambio, una vez más, como tantas veces sucede en la Historia de los vencedores, Hitler se durmió en los laureles. Dejó escapar la hora...».

E] ex ministro de Asuntos Exteriores español comenta ampliamente algunos aspectos político-estratégicos de la segunda guerra mundial, «en la que nosotros, españoles, que estábamos arruinados, empobrecidos por la guerra civil, que buscábamos levantar nuestra economía, no teníamos interés en participar...», y explica cómo se hizo todo lo posible para evitar la invasión alemana del territorio español, «concediendo nada más que. en lugar de la neutralidad, la "amistad incondicional" hacia Alemania».

Después de describir la entrevista Franco-Hitler en Hendaya, Serrano Súñer observa que la única ventaja de una intervención española en la contienda mundial habría sido «liberar fácilmente, con la ayuda alemana, Gibraltar» e impedir la navegación de los ingleses en el Mediterráneo... En este contexto, la hipótesis de una victoria alemana no sería segura, pero, para mí. probable.»

 

< Volver