Don Alfonso Osorio:. 
 "Desalienar al hombre consiste en hacerle participar"     
 
 Informaciones.    15/05/1974.  Página: 5-6. Páginas: 2. Párrafos: 5. 

DON ALFONSO OSORIO:

((Desalienar al hombre consiste en hacerle participar))

SANTANDER, 15. (EUROPA PRESS.)—Desalienar al hombre consiste en hacerle de verdad participar. Pero esta preocupación participativa, que está viva en todos los ambientes dignos, no debe ser

considerada sólo en el ámbito del necesario asociacionismo político, sino en otros más amplios», ha dicho el abogado santanderino don Alfonso Osorio. ex presidente de la Renfe y ex procurador en Cortes por esta provincia, en una conferencia que pronunció ayer en Torrelavega sobre «Una teoría de la participación».

«DESAL1ENAR ES HACER PARTICIPAR»

Después de citar lo que el conferenciante calificó como tel error de algunos que quieren aplicar a la Iglesia criterios válidos para las estructuras sociales, cuya significación es política y, por tanto. ordenada al bien común temporal», el señor Osorio indicó que «en el mundo Juvenil ha surgido un fuerte clamor que pide creación, imaginación e Invención para descifrar los caminos del futuro».

«Del ambiente de la participación social en un país tan Individualista como el nuestro —añadió— deberíamos fomentar la creación de organizaciones privadas de interés colectivo, para participar en el servicio público en empresas sin fines de lucro con una especie de accionariado social y que abra un camino a la Imaginación social de que tan escasos estamos.»

Más adelante, se refirió al campo sindical y señaló que los trabajadores del mundo libre no admiten ya que la acción laboral colectiva sea decidida, programada y dirigida por los altos burócratas sindicales. «Antes bien —continuó—, exigen ser ellos más directamente los gestores y protagonistas de sus intereses profesionales. • Como consecuencia de ello, está surgiendo un nuevo concepto de l& representatividad. –

En esta línea se puede afirmar que estas nuevas corrientes sindicales, tienen cabida dentro de nuestro ordenamiento constitucional y especialmente en el Fuero del Trabajo.»

«En el campo estrictamente político —dijo don .Alfonso Osorio— existe el peligro de que ´ por una interpretación restrictiva de nuestras Leyes Fundamentales, bien por temor a una evolución política armónica que origine auténticos planteamientos democráticos o por ambición de poder de grupos políticos de presión minoritarios, el poder personal y carismático de Franco se sustituya por el de una oligarquía que ni tan siquiera practique el Juego democrático de las oligarquías socialistas de partido; falsee con «u acción los esquemas constitucionales previstos y coloque al poder supremo —encarnado en la figura del Rey— en situación límite, en las que tenga que optar entre Instaurar sus propia dictadura personal o dar paso a una democracia de muy diferente planta cargada de revisionismo y demagogia.»

 

< Volver