El Consejo Nacional puntualiza. 
 La candidatura de Cruylles, correcta  :   
 No prospera el estilo de invalidación. 
    Páginas: 1. Párrafos: 6. 

El Consejo Nacional puntualiza

LA CANDIDATURA DE CRUYLLES, CORRECTA

No prospera el escrito de invalidación

La Secretaría, del Consejo Nacional facilitó ayer la siguiente nota:

En relación con el escrito presentado ante el Consejo Nacional del Movimiento por don Alberto Hoyuela Fernández, reproducirlo en algunos periódicos, días pasados, y relativo a la elección como consejero nacional por la provincia de Barcelona, se hace preciso puntualizar que en dicho escrito se incurre en ciertas imprecisiones.

En contra de lo que se afirma en el citado escrito, conocido por la Prensa antes que recibido en el Consejo Nacional, el decreto que regula la elección, establece que no se celebrará aquella en las provincias en las que se hubiera proclamado un solo candidato (articulo 15) y, en tal caso, se propondrá a éste como consejero nacional (articulo 19, párrafo 1).

El decreto de convocatoria de la elección, publicado en el «Boletín Oficial del Estado» de 20 de diciembre de 1969, estableció un plazo suficientemente para la presentación de candidatura, y, expirado el mismo, tan sólo se había presentado como tal don Santiago de Cruylles de Peratallada y Bosch.

Por consiguiente, ante tal situación, se aplicaron los preceptos legales antes señalados, los cuales, como se desprende de su texto, exigían el procedimiento seguido con carácter imperativo.

Por otra parte, es inexacta la cita que el firmante del escrito hace del artículo 8 del decreto que regula la elección, ya que la prohibición que en él se contiene, relativa a la presentación como candidatos de los funcionarios del Estado que desempeñen funciones de mando e inspección sobre los Municipios de la provincia alcanza únicamente (lo dice, asi el decreto), a aquellos cuyas funciones tengan carácter provincial o regional. En el caso de don Santiago de Cruylles de Peratallada y Bosch, subsecretario de Gobernación, se trata del titular de un órgano de la Administración Central, no comprendido, consecuentemente, en dicho decreto.

Todo ello —termina diciendo la nota— se hace constar para la debida información de la opinión sobre este particular.» (Cifra.)

 

< Volver