Girón: No, no y no     
 
 Gaceta Ilustrada.    23/03/1975.  Página: 29. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

GIRÓN: NO, NO Y NO

Un bocadillo de carne, otro de tortilla, un «sandwich» de jamón de York, una loncha de queso, un plátano y una cerveza: las bolsas de comida costaban ciento setenta y cinco pesetas y algunos de los aproximadamente seis mil ex combatientes que abarrotaban la Feria de Muestras de Zaragoza comenzaron a almorzar antes de que terminara el acto presidido por don José Antonio Girón de Velasco, que durante su breve discurso pronunció más de veinte veces la palabra «no».

LA VIRGEN. — Tú diste a nuestra causa la victoria, fortaleciste nuestros brazos y alentaste nuestro afán —dijo el señor Girón ante ¡a Virgen del Pilar en un ofrecí-" miento previo—. Te damos gracias por haber mantenido en todos nosotros incólume el ideal de un servicio que, en general, trasciende a toda ambición y a toda vanidad, agregó en otro momento, poco después de pedirle a la Pilarica. perdones nuestras faltas y la tibieza en el cumplimiento de nuestros deberes y el desaliento; perdónanos también los pecados y egoísmos.

Alrededor del medio día comenzó la jornada puramente política, durante la que se repartieron octavillas con la firma de «Cedade» y propaganda del libro de don Jorge Mota «Hacia un socialismo europeo», mientras paseaba entre los asistentes miembros de la rama juvenil de «Fuerza Nueva» —masculina y femenina— que llevaban en el pecho un distintivo con el lema «Fuerza Nueva al servició de España». Don Blas Pinar, efectivamente, estaba allí.

No hemos venido a recordar ni a recrearnos en nada, dijo el señor Girón y, sin. embargo, poco después añadiría: Lo fácil es olvidar y también lo suicida. Ni un paso atrás, ¿o es que hemos olvidado a nuestros hermanos muertos en esta o en aquella trinchera? Ni un paso atrás, pese a quien pese. Aunque el señor Girón anunció que iban a decir que no a muchas cosas, la línea del discurso fue mucho más moderada de lo previsto, aunque el tono de voz fue el característico.

Sin duda algunos gironístas hubieran deseado más «leña» en el asador montado en Zaragoza, pero en esta ocasión incluso se elogió al presidente Arias, naturalmente en los puntos referentes a la decisión de mantener el orden público. «Mundo Diario», de Barcelona titulaba su sección «Polémica»: Del «girona-20» al «gironcito», y algunos comentaristas (ver en páginas anteriores la «Opinión» de Pedro Calvo Hernando) se preguntan si el señor Girón no dijo más porque realmente había suavizado su pensamiento o si fue aconsejado en ese sentido. No hubo ni una alusión a la salida del Gobierno, de los ministros considerados como gironistas pero, desde luego, destaca la postura marcadamente negativa de la arenga.

PERFECCIONAMIENTO. — El diarío «Ya», de Madrid, comenta el discurso en un editorial y formula preguntas a ciertas frases del consejero nacional y ex ministro: Girón denuncia la actual crisis de autoridad, y añade: «Una crisis de autoridad impediría cualquier clase de posibilidad democrática.» Completamente de acuerdo; pero preguntamos: esa crisis de autoridad, ¿no es en gran parte consecuencia de las dificultades que encuentra el desarrollo democrático y, por esto, del deterioro que experimenta la Habilidad de su realización ante un país que ha llegado* a la mayoría de edad y desea esa evolución? Queremos el perfeccionamiento del régimen del 18 de julio; no su desmantelamiento....

Pero, ¿no están en la práctica impidiendo lo primero y provocando lo segundo quienes presentan los intentos de evolución como intentos de volver a un pasado superado y se empeñan en alimentar desconfianza hacía lo que es sencillamente evolución? Por su parte, «ABC» reconoce igualmente en un comentario editorial que la novedad más destacable resulta ser, precisamente, la carencia de aristas críticas, de acentos impugnadores. Donde sí se criticó y se impugnó fue en las intervenciones que se produjeron durante la I Asamblea de la Confederación Nacional de Combatientes: durante casi cuatro horas, la Universidad y la Prensa, principalmente, fueron puestas en cuarentena.

OBJETIVIDAD. — Doscientos veinticinco miembros de la Confederación se reunieron —siempre presididos por el señor Girón— para escuchar y aplaudir a diversos oradores. El señor Thomas de Carranza sugirió que un buen sistema para acabar con la anómala situación en la Universidad sería crear grupos antisubversivos, pero el padre Oltra fue mucho más. contundente: Yo le dije al ministro Lora Tamayo que el problema de Ja Universidad lo arreglaba en cinco minutos. Todos los alumnos que están en los últimos cursos de carrera y que pertenecen a las milicias universitarias, en el caso de que provocasen conflictos, deberían ser juzgados por un tribunal militar. El padre Oltra fue muy aplaudido cuando se refirió a que podríamos otra vez conquistar España sin esfuerzo alguno. Tenemos´ colaboradores todos los que queramos. El noventa por ciento de nuestro clero es estupendo. Ahora, tenemos un cinco o un diez por ciento que no creen ni en Dios ni en Santa María.

El secretario de la Confederación, señor Valero Bermejo, había abierto la sesión asegurando que ellos eran profundamente políticos, no politicastros. Somos responsables de la creación del Movimiento y, en parte, de su supervivencia. Para intentarlo, seguramente, se dio la idea de tener un periódico propio según sugerencia del señor García Serrano: La totalidad de la prensa nos es hostil. Sólo hay un periódico totalmente fiel: «El Alcázar», dijo.

El diario «Arriba» parece que está en la lista de los hostiles, igual que algunos comentaristas concretos: nuestro compañero Calvo Hernando recibió una mención especial por parte. del señor Nieto, de la Hermandad de Marineros Voluntarios, a causa de un artículo publicado en «Aragón-Exprés» en el que sostenía que tras la crisis de Gobierno, Arias ha ganado y Girón ha perdido. SI ésta es la objetividad —dijo el señor Nieto—, yo no tengo nada que ver con la Prensa.

En un tono absolutamente acorde con la opinión que se les supone, el señor Vilariño, presidente de la Hermandad de la Legión de Orense, dijo: Monseñor Guerra Campos es lo único aprovechable de Televisión Española. Moscú, Washington y Roma cercan a nuestro Gobierno y quieren chantajearlo. En algún momento de la jornada de los veteranos, dos niños de rostro asombrado levantaban el brazo derecho, mano extendida, imitando a aquellas personas mayores.

 

< Volver