"Si quieren pararnos tendrán que venir, como en el 36, con las armas en la mano". 
 Intolerables declaraciones de Arzallus, presidente del PNV     
 
 ABC.    14/10/1981.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

«Si quieren pararnos tendrán que venir, como en el 36. con las armas en la mano»

Intolerables declaraciones de Arzallus, presidente del PNV

MADRID. Unas explosivas manifestaciones del presidente del Partido Nacionalista Vasco el pasado domingo causaron estupor e indignación eri las principaies fuerzas políticas de implantación nacional. Las alusiones del máximo responsable de! partido en el Poder en Euskadi a la lucha del pueblo vasco y a la pasada guerra civil, en base a los problemas actuales entre Madrid y Vitoria a causa de los pactos autonómicos, levantaron durante el día de ayer una reacción de rechazo en la clase política nacional.

La lucha del pueblo vasco será larga dijo Arzallus al inaugurar una casa de cultura de su partido en el barrio bilbaíno de Zorroza— y Si quieren pararnos tendrán que venir como en el 36, no con la LOAPA y otras cosas, sino con las armas en la mano, pero si vienen con las armas se les estropearía el invento.» Felipe González, secretario general del PSOE, se ha apiesurado a declarar que le «parece imposible que un responsable político se atreva a decir una cosa así. Si a alguien se le ocurre hablar de guerra y recordar los tiempos pasados esté haciendo un mal servicio al pueblo vasco».

El ministro de Administración Territorial, Rodolfo Martín Villa, que se encuentra en Pontevedra, manifestó a Efe que «resulta insólito y peligroso que el señor Arzallus hable con el lenguaje de las armas. Hablar de ¡as armas recordando la guerra civil me parece desestabtlizador»,

Guillermo Kirkpatrick, secretado general adjunto de AP. ha instado, por su parte, al Gobierno a que remita al ministerio fiscal las declaraciones del dirigente nacionalista vasco.

En el acto del domingo, en el que se produjeron las manifestaciones motivo de la polemica. Javier Arzallus elevó al máximo su radicalismo verbal, en línea con lo que en él viene siendo usual en todos los actos públicos que protagoniza en Euskadi.

Tras resaltar el significado que tenia la inauguración de una nueva «casa de cultura» del PNV, Arzallus subrayó que estos centros tienen que ser «irradiadores de nacionalismo». «Y nacionalismo —añadió— es cuando un pueblo existe, porque es diferente — ni mejor ni peor—, pasa de sai un pueblo a , ser consciente que es diferente y quiere realizarse a su manera.»

Javier Arzallus criticó una vez más a los partidos firmantes de los acuerdos autonómicos, por venir con la «tijera» a los dos años de la firma del Estatuto de Guernica. «Hablan del desmadro autonómico —señaló—, pero ahí está Alemania, con 10 Gobiernos y otros tantos Parlamentos más los de Bonn, o Estados Unidos, con 51 Parlamentos y 51 Gobiernos mas el lider al de Washington. Y son países que funciónan.»

Rechazo oí lide peneuvista el argumento de que la LOAPA ¡o afecta al Estatuto por cuanto creo que es principalmente para nosotros». «Di Galicia insistió--, Andalucía o Extremadura el PSOE y UCD son (a mayoría; por lo tanto, si quieren armonización puedan hacerlo cuandu quieran. El único sitio donde no pueden llevarlo a cabo es aquí y en Cataluña.»

Sobre los aspectos económicos, el presidente def Comité Ejecutivo del PNV manifestó: «Nos querrán poner de rodillas por los recursos económicos: la Constitución nos arrebató el puerto de Bilbao porque era de interés general, pero se trata de ahogar este pueblo. Ya nos quieren doblar el cupo para el próximo año.»

 

< Volver