Autor: Jiménez de Parga y Cabrera, Manuel (SECONDAT). 
   Cortes reconstituyentes     
 
 Pueblo.    14/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

CORTES RECONSTITUYENTES

Manuel Jiménez de Parga escribe en «El Norte de Castilla»;

Además de otros riesgos políticos, el día 15 de Junio correremos el de facilitar

en las urnas la formación de unas Cortes Reconstituyentes. Los demócratas

venimos pidiendo, con absoluta unanimidad, las Cortes Constituyentes, porque hay

que debatir en ellas las posibles soluciones para asuntos tan importantes como

son el nombramiento del jefe del Gobierno y de los ministros, las relaciones

entre el Gabinete y las Cortes, la forma de ejercer la vigilancia del poder

ejecutivo, la institucionalización de los pueblos y comunidades de personalidad

histórica en el Estado, etcétera, etcétera.

No se trata de desear que las Cortes sean Constituyentes. Yo diría: «O son

constituyentes, o no serán Cortes democráticas.» Pues las Cortes

Reconstituyentes se pronunciarían, de entrada, por la aplicación, a su modo, del

Código penal a alguno de los partidos que ahora operan dentro de la ley.

Volveríamos

a donde estuvimos durante larguísimos años, ocultando lo que realmente existe

con importantes fuerzas en la clandestinidad, con las cárceles habitadas por

personas que defienden una idea.

Las Cortes Reconstituyentes supondrían otra vez que España es un paraíso para

los grupos de intereses -económicos, financieros, religiosos y pararreligiosos,

etc.-, sin permitir que las organizaciones populares tengan presencias en la

escena politica. Las Cortes Reconstituyentes pondrían fin al incipiente sistema

de partido, sustituyéndolo por el de grupos de presión, de tan triste memoria

entre nosotros.

Las Cortes Reconstituyentes decidirían la vuelta al régimen de limitación de

derechos fundamentales (o de negación pura y simple de los mismos), con

desprecio a la oposición, con desconocimiento de las legitimas aspiraciones de

un pueblo imperativamente silenciado desde el poder.

 

< Volver