La Audiencia Nacional no ha tomado ninguna resolución sobre el caso. 
 El poder judicial, presionado por la policía, según los acusados de colaborar con ETAm en Madrid     
 
 El País.    30/10/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

La Audiencia Nacional no ha tomado ninguna.resolución sobre, el caso

El poder judicial, presionado por la policía, según los acusados de colaborar con ETAm en Madrid

Los ocho detenidos acusados por la policía de colaborar con la organización terrorista ETAm en Madrid, que ingresaron anteayer preventivamente en prisión por orden de la Audiencia Nacional, manifestaron ayer a EL PAÍS, a través de sus abogados defensores, su protesta por la nota oficial que hizo pública ayer el Mando Único para la Lucha Antiterrorista sobre sus implicaciones con la citada organización al considerarla «falsa y calumniosa». Asimismo significaron que el comunicado es «un intento de injerencia y de presión por parte de la policía hacia el poder judicial cuando todavía el magistrado que lleva el caso no ha tomado ninguna resolución y no existen inculpaciones judiciales».

Los detenidos, entre los que se encuentran las conocidas miembros de! movimiento feminista Jimena Alonso y Carmen Santos Fenicia, y el profesor numerario de la facultad de Psicología de ta Universidad Complutense de Madrid Víctor García-Hoz manifestaron que la nota del Mando Único para la Lucha

Antiterrorista «vierte cantidad de acusaciones que son falsas y habla de hechos que ni siquiera aparecen en las diligencias policiales». Además, expresaron, siempre por medio de sus abogados, quienes les visitaron en la mañana de ayer en los respectivos centros penitenciarios donde se encuentran internados, que el comunicado es «absolutamente tendencioso y se aprovecha de la situación de indefensión en la que nos encontramos, cuando el asunto está a la espera de ser resuelto judicialmente».

Por otra parte, el Movimiento Democrático de Mujeres, la Asociación Española de Mujeres Separadas y la Federación Provincial de Asociaciones de Mujeres facilitaron ayer un comunicado a este periódico en el que señalan su asombro «por la detención de cinco personas, entre las que se encuentran Jimena Alonso y Carmen Santos Fontela, y por la forma en que ha trascendido a la opinión pública la correspondiente noticia de la que podría deducirse posibles vinculaciones del movimiento feminista con presuntos colaboradores de ETA Militar». Estas organizaciones feministas aclararon además que este movimiento «no tiene relación alguna con ETAm ni con presuntos actos terroristas, habiendo dejado meridianamente claro en múltiples ocasiones nuestra total desaprobación y condena del terrorismo». Por último, manifestaron su total repulsa «a que los derechos individuales reconocidos en la Constitución no sean respetados ni garantizados cada vez que se producen detenciones y exigimos que se tomen medidas firmes y eficaces para eliminar definitiva y radicalmente la tortura».

Asimismo, el pasado lunes se celebró una reunión de profesores de la facultad de Psicología de la Universidad Complutense, presidida por el rector, Francisco Bustelo, en la que se reiteró la preocupación y la sorpresa ocasionadas por la detención de Victor García-Hoz, «persona de conocida trayectoria democrática opuesta a toda violencia terrorista», y se manifestó la «esperanza de que el juez competente pueda pronunciarse cuanto antes sobre et caso».

Colaboradores de ETA, a disposición judicial

Por otra parte, quince personas, presuntas colaboradoras de la organización terrorista ETA Militar, detenidas en las dos últimas semanas, prestaron ayer declaración ante la Audiencia Nacional. Once de éstas están acusadas por la policía de formar parte del comando operativo y de infraestructura Nafarroa, de ETAm. Todos los detenidos testificaron a lo largo de toda la mañana ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 2, quien piensa, según informó ayer EL PAÍS, recibir nuevas declaraciones de presuntos implicados con ETArn para tomar las resoluciones oportunas.

Los detenidos en relación con el llamado comando Nafarroa son Juan José Azcona Arroyo, Ricardo Garciandía Solano, Francisco Javier Barber Olave, María Gloria del Sagrario Recarte Gutiérrez, Francisco Javier Ilundain Guillen, Luis Batelu Bildarraz, Miguel Ángel Pérez Pascual, Santiago Iriarte Casales, Isidoro Aguirre Ortigosa, María Torres Zabalza y Migue) Arnáriz Dicastillo. Estas personas están acusadas por la policía de colocar una bomba en el bar Mohicano, de Pamplona, y de la explosión de un artefacto dirigido contra un miembro de la organización ultraderechista Fuerza Nueva, Jiménez Fuentes, en 1978, donde murió un policía nacional.

Asimismo, las otras cuatro personas acusadas por la policía de mantener relaciones con ETAm son Antonio Lapuente Sebastián, Antonio Zubizarreta Alegría, Javier Uribesalgo Armentia y José María Juaristi Querejeta, quienes fueron detenidos en Escoriaza y Mondragón, y permanecieron varios días a disposición de la Brigada Central de Información en Madrid. A los quince detenidos les fue aplicada la ley Antiterrorista.

Por otra parte, fuerzas de la Guardia Civil detuvieron ayer en Pamplona a cuatro personas, cuya identidad se desconoce hasta e) momento, a los que, al parecer, les fue aplicada la legislación Antiterrorista, según informó Efe. Las detenciones parece que se efectuaron en un control que la Guardia Civil había instalado entre las localidades navarras de Arre y Oricaín.

 

< Volver