Gogor, uno de los máximos dirigentes de ETA. 
 Los dos terroristas, autores de numerosos asesinatos     
 
 ABC.    03/11/1981.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

28 OCTUBRE / 3 NOVIEMBRE 1981

Gogor, uno de los máximos dirigentes de ETA

Los dos terroristas, autores de numerosos asesinatos

Andrés Izaguirre Cogorza «Gogor» era natural de Amorebleta, y uno de los máximos dirigentes de ETA, jefe del comando Madrid, autor de numerosos asesinatos. Fue detenido en 1972 y condenado en 1973 a tres años de prisión. Residía en Francia desde septiembre de 1975.

Desde febrero de 1978, en que destruyó con explosivos un repetidor de TVE en Villajimena, ha cometido los siguientes asesinatos:

General Sánchez Ramos y su ayudante, en Madrid, en julio de 1978; soldado de escolta del general Esquivias, también en Madrid, resultando ileso el general, en el año 1979; teniente de la Guardia Civil Francisco López Béseos, al volar un autobús de la Benemérita, en Logroño, atentado en el que resultaron heridos 34 guardias, en julio de 1980; Carlos Fernández Valcárcel, comisario de Policía, y Miguel Ángel San Martín, José Luis Fernández y Joaquín Martínez, en atentado con explosivos, en Logroño, en noviembre de 1980. Finalmente perpetró el atentado contra el teniente general Valenzuela, el pasado mayo, hecho en el que éste resultó gravísimámente herido y murieron sus tres acompañantes y un paisano, y resultaron otras personas heridas.

En enero de este año, al intentar identificarle la Policía, en compañía de los etarras Arregui y Echave, logró huir, disparando contra un vehículo Z de la Policía Nacional.

Cogorza acudió, junto con otros diez miembros de ETA, a un «campo de adiestramiento del FPLP (Frente para la Liberación de Palestina), situado a unos 100 kilómetros de Aden, capital de Yemen del Sur. Allí aprendió a manejar todo tipo de armamento sofisticado, desde pistolas a la utilización de cargas explosivas.

Formaba parte del comando Madrid, detectado en la capital de España a principios del presente año. El día 4 de febrero la Policía logró detener a José Arregui Izaguirre y a Isidoro Echave Urrestrilla, ambos liberados de ETA militar. En esa operación logró escapar Gogor.

Desde entonces, las Fuerzas de Seguridad iniciaron una búsqueda intensiva, por lo que Gogor saltó de la capital de España.

El 21 de septiembre, la Policía hacía pública una nota en la que ofrecía una recompensa de cinco millones de pesetas a quien facilitase información que permitiera la detención del grupo de terroristas que actuaban en Madrid, entre los cuales se hallaba Gogorza.

Cuatro días después, la Policía lograba la detención de Juan Antonio Madariaga Erezuma, en la calle de Orense, de Madrid; formaba parte del comando Madrid en calidad de informador. En una nota de Prensa se insistía en los nombres de los etarras que integraban este comando, entre ellos Gogorza.

JOSECHU: CUATRO CRÍMENES. José Jáuregui Altube «Josechu», de veintidós años, era natural de Tolosa, con residencia habitual en Francia.

Es presunto autor del asesinato del sargento retirado de la Guardia Civil José Acevedo Panizo, en marzo de 1978; del guardia civil Antonio García Caballero, en Tolosa, en junio de 1978; de Ignacio Olliz Mtchelena, en Andoain, en octubre del mismo ano, y de un guardia civil en atentado contra un vehículo de la Benemérita en Tolosa, en el que resultaron heridos otros dos guardias.

Asimismo es el presunto autor de tres atracos a entidades bancarias y de dos atentados con explosivos contra vehículos de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, así como de otros dos atentados con explosivos contra la sala de fiestas Maisuna, de Tolosa.

En 1981 fue detenido por la Policía, pero escapó descalzo cuando era llevado al monte Itxaskun para la legalización de un túnel.

El pasado 30 de marzo, la Policía y Guardia Civil de Guipúzcoa conseguían la detención de varios etarras miembros del comando Gamboa, en Vitoria. Lo formaban cuatro liberados de ETA militar, entre ellos José Jáuregui Altube, quien logró eludir el cerco policial.

En el piso del que dispont´a el comando fueron encontradas metralletas, pistolas, cartuchos, cebos pirotécnicos, mechas y efectos de camuflaje. Gracias a las declaraciones de los tres etarras detenidos en esa operación se descubrieron 10 kilos de «goma-2» y material sanitario en un agujero o «zulo», en Bedoya y Andoain.

 

< Volver