Autor: Etxarri, Tonia. 
 País Vasco. 
 El Parlamento reivindica el derecho a recurrir la constitucionalidad de leyes del Estado     
 
 El País.    20/11/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

PAÍS VASCO

El Parlamento reivindica el derecho a recurrir la constitucionalidad de leyes del Estado

TONIA ETXARRI Vitoria

El Parlamento vasco disiente de los fundamentos jurídicos de la sentencia del Tribunal Constitucional en los que se niega la legitimación a la comunidad autónoma para imponer recurso de inconstitucionalidad contra leyes generales del Estado. Asi lo establece una proposición no de ley aprobada ayer en sesión plenaria con los votos favorables del PNV, Euskadiko Ezkerra y PCE y la oposición del partido socialista, UCD y AP. La ubicación del Guernica, de Picasso, en la villa que inspiró el cuadro fue un acuerdo de la Cámara aprobado por unanimidad.

En el texto aprobado por mayoría absoluta, la Cámara expone su desacuerdo con la sentencia del Tribunal Constitucional y manifiesta su criterio de defender la legitimación concedida por el artículo 162 de la Constitución y el 28 del Estatuto de Autonomía para interponer recursos de inconstitucionalidad dentro del ámbito legal vigente.

La decisión de interponer el mencionado recurso contra la ley Antiterrorista fue acordada por et Parlamento vasco el pasado mes de febrero. En ta propuesta se decía que la mencionada ley «atentaba contra el derecho del detenido a no declarar y a ser asistido por un abogado». El PNV, que se habia abstenido en las Cortes en la correspondiente votación, se pronunció —en la Cámara vasca— a favor de la presentación del recurso.

Ayer, mientras los socialistas argumentaban su voto negativo con la necesidad de mantener un respeto al Tribunal Constitucional, los nacionalistas explicaban que con la proposición no de ley en la que daban a conocer sus discrepancias la Cámara estaba respetando al Tribunal y acatando la sentencia, pero —a su vez— quería dejar constancia de su preocupación al respecto. En este sentido, el portavoz del PNV, Emilio Guevara, señaló que «desde un punto de vista de conciencia democrática, lo progresista es que los cauces para acceder al tribunal sean lo más amplios posibles».

El único acuerdo adoptado por unanimidad en la sesión plenaria fue la solicitud de que el cuadro del pintor Pablo Picasso se ubicase en la villa vizcaina de Guernica. De hecho, la Cámara ya habia acordado la mencionada petición en una sesión plenaria celebrada en Bilbao el pasado 17 de julio de 1980.

A excepción de AP y UCD -que no intervinieron— el resto de los grupos parlamentarios manifestaron su deseo de que el cuadro sea ubicado en la villa foral como «símbolo de paz frente a la violencia».

Con la sola oposición de AP, la Cámara aprobó un proyecto de ley en el que se especifica que el Gobierno vasco instará a la Administración central para que proponga, en breve plazo, la celebración del referéndum previsto en el Estatuto de Autonomía y solicitado por los municipios de Treviño y la Puebla de Arganzón, para decidir su incorporación, o no, a la comunidad autónoma vasca.

Estatuto del Consumidor

El Parlamento vasco también ha aprobado el primer Estatuto del Consumidor de España, con los votos favorables del PNV, Euskadiko Ezkerra y PCE, y la oposición del partido socialista, UCD y AP, que señalaron era preferible dar prioridad a una iniciativa de tal envergadura en el ámbito estatal.

El Grupo Parlamentario Socialista, que llevó el peso principal de la sistemática oposición al proyecto legislativo, con una enmienda a la totalidad y veinte enmiendas parciales, consideraba que la iniciativa del Gabinete vasco había sido «loable, pero flaca», ya que —en opinión del mencionado grupo— el Gobierno se limitaba a hacer una declaración de principios y no desarrollaba los aspectos progresistas que teóricamente contemplaban y el proyecto, como el derecho del consumidor a organizarse para participar en los aspectos que le afectan directamente.

En relación a la críticas socialistas de «ambigüedad» a la iniciativa el consejero de Comercio y Turismo del Gobierno vasco. Blasco Imaz, señaló que el partido socialista había presentado en Madrid un proyecto mucho más ambiguo y recortado que el ofrecido por el Ejecutivo vasco.

 

< Volver