Autor: Muguerza, J. R.. 
 En Guecho: ETA pretendía que el artefacto estallara por control remoto el día de la inauguración. 
 Hallados cincuenta kilos de "goma-2" en unas viviendas para la Guardia Civil     
 
 ABC.    20/11/1981.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

En Guecho: ETA pretendía que el artefacto estallara por control remoto el día de la inauguración

Hallados cincuenta kilos de «goma-2» en unas viviendas para la Guardia Civil

BILBAO (J. R. Muguerza, corresponsal). Un total de cincuenta kilos de «goma-2», adosados a un techo falso y cubiertos con escayola, fueron encontrados y retirados ayer del bar-cafetería de las viviendas que se están construyendo para la Guardia Civil en el Municipio vizcaíno de Guecho, concretamente en la calle Arene, del barrio de Algorfa. El explosivo, según fuentes policiales, estaba colocado desde hace un año, aproximadamente. Las mismas fuentes han señalado que un detenido confesó la intención de hacer estallar el explosivo mediante un sistema de control remoto en la fecha o fechas próximas a la Inauguración de las viviendas. Estas mismas casas ya sufrieron un atentado el pasado 14 de marzo, al estallar un artefacto de un kilo de explosivo, registrándose en aquella ocasión daños materiales de considerable importancia.

DETENCIÓN DE UN COMANDO DE ETA. El descubrimiento de cincuenta kilos de «goma-2» instalados en uno de los tres bloques de viviendas destinadas para familias de miembros de la Guardia Civil se llevó a cabo a raíz de la detención en San Sebastián de cuatro jóvenes presuntos integrantes de un comando de la rama militar de ETA. Según fuentes solventes, los detenidos son: Salvador Araizaga Arrozamena, Ángel María González Baranda, Antonio García del Molino e Ignacio Abillani Olalde. Las citadas fuentes han señalado que a los detenidos se les ha ocupado diverso armamento (metralletas y pistolas), así como cierta cantidad de explosivos.

Entre las presuntas acciones llevadas a cabo por los integrantes de este comando cabe señalar el ametrallamiento de un vehículo de la Guardia Civil en el cementerio de Polloe, donde resultaron muertos dos números; la colocación de una carga explosiva en el Consulado de Francia, así como la autoría de varios atentados contra instalaciones de la empresa Iberduero.

CINCUENTA KILOS ADOSADOS AL TECHO. Según ha podido saberse, a lo largo de los interrogatorios efectuados a los detenidos, uno de éstos confesó la existencia de una importante carga de explosivos colocada en una de las viviendas en construcción en el Municipio vizcaíno de Guecho, destinadas para las familias de guardias civiles.

Por este motivo, a primeras horas de la tarde del pasado miércoles fuertes contingentes policiales de la Brigada de Información de la Comisaría de San Sebastián, funcionarios de la Jefatura Superior de Bilbao, así como efectivos de la Guardia Civil se personaron en las viviendas, sitas en la calle Arene, de Guecho, en compañía de un joven de unos veintidós años de edad, que iba esposado.

Una vez en la dependencia de lo que será la cafetería de las viviendas oficiales, la Policía pudo descubrir en un falso techo cubierto con escayola la existencia de un total de cincuenta kilos de «goma-2». El explosivo, que según ha trascendido se encontraba en malas condiciones y con posibilidades de estallar de forma fortuita, estaba previsto para accionarse mediante un mecanismo de control remoto. Según fuentes policiales, el detenido confesó que el artefacto se iba a explosionar coincidiendo con la inauguración de las viviendas.

VIVIENDAS CONFLICTIVAS. Las viviendas adquiridas por el Estado para guardias civiles en Guecho han suscitado diversas controversias en el Municipio desde hace más de un

ano, culminando el pasado 14 de marzo al hacer explosión un artefacto de un kilo de «goma-2» en un bajo del bloque central.

Con anterioridad a dicho atentado, tanto la asamblea de vecinos de Villamonte —lugar en donde se encuentran los tres bloques— como los partidos de la izquierda se manifestaron en reiteradas ocasiones opuestos a la ocupación de las viviendas por miembros de la Guardia Civil. Concretamente, HB presentó una moción en. sesión plenaria del Ayuntamiento de Guecho para que la Alcaldía se posicionara sobre la ocupación de las casas. Después de polémicas intervenciones de las distintas fuerzas políticas, y con siete a favor de que no se ocuparan, cinco en blanco y seis abstenciones, la moción presentada por HB no prosperó.

VARIOS DETENIDOS. A raíz del hallazgo del medio centenar de kilos de «goma-2» la Policía ha procedido a la detención, durante las últimas horas, de varias personas en la provincia de Vizcaya, algunas de ellas directamente responsables de la construcción de las viviendas, por posibles implicaciones con la colocación del artefacto. Según fuentes dignas de crédito, entre los detenidos se encuentra Miguel Francisco Solaún Ángulo, de treinta y siete años de edad, aparejador y responsable de la construcción de las futuras viviendas oficiales. Miguel Solaún fue detenido en 1979 como presunto responsable del robo de explosivos en una empresa bilbaína, ocupándosele una pistola. «El Rubio» y «El Ingeniero», apodos por los que se le conocía a Miguel Solaún, participó en la fuga de 15 hombres, ocurrida el 12 de diciembre» del mismo año 1979, de la prisión de Basauri, y en la cual intervinieron otros nueve miembros de ETA. Miguel Solaún estuvo refugiado en el sur de Francia hasta que fue beneficiado por la amnistía. Estudiante de ingeniero de electrónica, al parecer cursó los estudios de aparejador, profesión que, según se cree, ejercía en la actualidad.

Entre los detenidos se encuentra Rafael Bonilla, ex presidente de la Federación Vizcaína de Remo y .vicepresidente del club Raspas de Remo.´Rafael Bonilla, que es también miembro del Comité local de apoyo de HB; es responsable de una empresa de fontanería que realizó la instalación en las viviendas oficiales.

Asimismo, en Vizcaya han sido detenidos María Cata Zarauza, vecina de Portugalete; Domingo Gil, vecino de Echevarría; Amalia Muñozguren, de Guecho, y Amaya Morozbure, de Bilbao.

A todos ellos se les ha aplicado la ley antiterrorista.

 

< Volver