Autor: Suárez Alba, Alberto. 
   Descontento en los mandos de la Policía autónoma vasca     
 
 ABC.    22/11/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Descontento en los mandos de la Policía autónoma vasca

VITORIA (Alberto Suárez Alba, corresponsal). En nombre de los cuatro mandos de las Fuerzas Armadas que han sido escogidos por el «lendakari» Garaicoechea para dirigir la futura Policía autónoma vasca, el comandante Carlos Días Arcocha se mostró ayer «extrañado, molesto e inquieto» por el gran retraso en la publicación de sus nombramientos en el «Boletín Oficial del Estado» y en el del Ministerio de Defensa, trámite necesario para que estos jefes y oficiales puedan abandonar sus actuales destinos y pasar a depender del Ejecutivo de Vitoria.

A pesar de que los nombramientos fueron hechos el 16 de octubre, y de que hoy mismo se cumple un mes justo desde la fecha en que el Gobierno vasco remitió a la Administración Central los nombres de los comandantes Díaz Arcocha y de Pablo Loizaga y los capitanes Urruticoechea Altuna y García Oteiza, lo que en Madrid se califica de «razones burocráticas»

está impidiendo que los futuros mandos de la Policía autónoma puedan vincularse a este Ejecutivo. «En cualquier caso —ha declarado el militar de mayor antigüedad, Carlos Díaz—, el nombramiento es irreversible y confío en que la publicación de los destinos sea inminente.»

Los jefes designados por Garaicoechea continúan desarrollando su trabajo en los Regimientos del Ejército, y a partir de la fecha de la esperada publicación dispondrán de veinte días de plazo para incorporarse a sus nuevos destinos al frente de la Policía vasca, de cuya Academia, en las afueras de Vitoria, serán profesores. La puesta en marcha de este centro de Arcaute se ha retrasado, y en estos momentos se calcula que no podrán iniciarse los cursos en la práctica antes de primeros de año.

De hecho, las computadoras no han terminado todavía de seleccionar a los primeros aspirantes a policías, de entre los mil doscientos que fueron sometidos a pruebas médicas, físicas, psicotécnicas y de cultura general. Con toda probabilidad, y según se ha podido saber, la Consejería del Interior del Ejecutivo vasco no llegará en una primera fase ni siquiera a completar el bloque de setecientos aspirantes.

En lo que sí se ha llegado ya a un completo acuerdo con la Administración Central es en lo referente al coste de inversiones de la Academia de Policía del País Vasco. Asciende a un total de dos mil sesenta y cuatro millones, más doscientos veintisiete para material de plantilla.

 

< Volver