Autor: Laborde Vallverdú, Enrique. 
 Encargados de vigilar a cinco etarras allí confinados. 
 Protesta formal de los policías franceses destacados en la isla de Yeu     
 
 ABC.    24/11/1981.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

NACIONAL

ABC/ 15

Encargados de vigilar a cinco etarras allí confinados

Protesta formal de los policías franceses destacados en la isla de Yeu

PARÍS (Enrique Laborde, corresponsal). Los inspectores del Servicio de Informaciones Generales, que se encuentran en la isla de Yeu para vigilar a los cinco militantes vascos españoles allí continados, le han escrito al ministro del Interior, Gastón Defferre, para expresarle su protesta por el cometido que se les ha ordenado cumplir.

«Las tareas que se nos han encomendado —dicen en su carta— están en tota) contradicción con nuestra misión permanente y prioritaria: La búsqueda de informaciones de orden político, económico y social, necesarias a la acción gubernamental. La situación de la isla de Yeu puede, en todo momento, llevar a un drama.» Nadie sabe qué significa exactamente eso del «drama», pero lo cierto es que los inspectores encargados de la vigilancia de los cinco vascos españoles —tres para cada uno de los confinados-;- están cansados de «las lamentables condiciones de trabajo y de seguridad en las que llevan a cabo su misión».«Trabajamos —dicen— una media diaria de dieciséis horas, y esto al cabo de siete días es excesivo, ya que con setenta y nueve horas y media semanales pasamos con largueza la duración semanal de trabajo.»

La misión de los inspectores es la de seguir constantemente en sus desplazamientos a los confinados y obligarles, aunque sea por la fuerza, a mantenerse bajo ese control de la Policía. «Pero la intervención física —han dicho— no está prevista en los casos de confinamiento, y si por desgracia herimos a uno se nos acusaría de violencia ilegal.»

De momento, la protesta es de los que están en la isla, pero en total son doscientos inspectores de los doce Departamento del Oeste los que están afectados para esa ingrata tarea de vigilancia de cinco militantes vascos españoles.

 

< Volver