Autor: Pérez Fernández, Herminio. 
   Puntos básicos para la nueva Constitución     
 
 ABC.    31/07/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

PUNTOS BÁSICOS PARA LA NUEVA CONSTITUCIÓN

En las Cortes han bastado dos semanas para dejar echados los cimientos de la

nueva etapa de trabajo. Las lesiones plenarias se espaciarán en lo sucesivo. Van

a empezar las tareas verdaderamente legislativas en el seno, más reposado y

menos espectacular, de las Comisiones, que, entre mañana, lunes, y el martes,

van a quedar constituidas.

Son dos las que más intensamente van a poner manos a la tarea: la Constitucional

y la de Reglamento.

Para facilitar la labor a esta última en la preparación de un texto que sirva

para regular el funcionamiento de cada Cámara, la secretaria de las Cortes, bajo

la dirección del letrado mayor, don Felipe de la Rica, ha tenido el acierto de

reunir en un volumen los 18 reglamentos que han venido rigiendo los trabajos del

Congreso desde 1810 hasta 1971.

LA CONSTITUCION.- Tarea especialmente ardua y trascendente es la que pesa sobre

la Comisión de Constitución, aunque ya en la sesión plenaria que cerró esta

primera etapa todos los diputados pudieron escuchar, en los discursos de los

líderes políticos, una serie de ideas claves, muy valiosas, sobre conceptos

esenciales de los partidos en torno a lo que debe ser el nuevo texto

constitucional.

P. S. O. E.: ESTATUTO DE LIBERTADES

Para el P. s. O. E. la Constitución debe comprender un estatuto de libertades,

incluida la libertad sindical.

Los derechos políticos, sociales, económicos y culturales de la Juventud y de la

infancia incluido el voto a los dieciocho años es otro punto Importante.

Además, el merco autonómico para recoger las aspiraciones de todos los pueblos

que componen España, manteniéndolos a todos armónicamente unidos... El respeto a

la libertad de conciencia de cada ciudadano y la laicidad del Estado... El

control del ejecutivo y la independencia del poder judicial... La atención a los

problemas presupuestarlos, sanitarios y educacionales, y la creación de un

Tribunal de Garantías Constitucionales.

2 P. C. E.: CAUCE PARA TODAS LAS IDEOLOGÍAS

Para el P. C. E. la Constitución debe ser cauce para todas las familias

ideológicas y políticas sin exclusiones, afirmar la primacía de la soberanía

nacional, obligar a todos por igual, salvaguardar los derechos humanos,

garantizar la igualdad jurídica, entre el hombre y la mujer... Debe resolver

auténticamente el problema de las libertades nacionales y regionales.

Pide también el P. C. E. una Constitución que garantice los derechos de los que

trabajan, y alude también a la mayoría de edad a los dieciocho años. Y remacha

que esa Carta Constitucional «tiene que salir de las Cortes, que, por ese solo

hecho, adquieren la categoría de Cortes Constituyentes».

3 P. S. P.: INSTRUMENTO AL SERVICIO DE LA CULTURA

Para el líder del P. S. P. la nueva Constitución no debe ser quimérica ni

inaplicable, sino abierta al orden y a la estructura económica. Debe ser un

instrumento al servicio de la cultura nacional; fácilmente reformable, para

realizar cada día mejor las concenciones democráticas que hoy se profundizan en

Europa y en Occidente...

4 A.P.: UNA CONTITUCION IDEALISTA Y PRACTICA

El líder de alianza popular, dentro de la brevedad de su exposición ante el

Congreso, aludió también a la elaboración del texto constitucional y pidió que

«recoja las aspiraciones mayoritarias de los españoles, y que sea idealista,

práctico, moderno, conciso y con amplias perspectivas de futuro, capaz de atraer

el interés y adhesión de todos...»

5 U.C.D.: MARCO DE LIBERTADES PUBLICAS

Finalmente, el portavoz de U. C. D. puso de relieve que la nueva Constitución

debe ser netamente democrática para que obtenga el consenso expreso de todos los

partidos políticos y pueda ser refrendada por el pueblo español.

Añadió que debe ser una Constitución que institucionalice un marco de libertades

públicas, jurisdiccionalmente garantizadas, y cuyo ejercicio no tenga mas limite

que el propio respeto a la Constitución, y no consienta más impedimentos que las

medidas necesarias para defender a la sociedad contra la violencia como método

de acción política.

Cuatro tendencias políticas, un puñado de ideas básicas que dan pie para empezar

a trabajar en la elaboración del texto inicial. Las enmiendas de los diputados y

los debates en la Comisión, confrontados en la etapa final y plenaria,

constituirán los pasos indispensables para llegar a ese objetivo esencial: la

elaboración de una nueva Constitución que, verdaderamente, marcará el auténtico

arranque de una nueva etapa.-H. P. F.

 

< Volver