Autor: Idoyaga, Juan Manuel (Periodista; Diario 16 (Bilbao)). 
 Pasividad de las autoridades. 
 Los ultras violentos vuelven a atacar en el País Vasco     
 
 Diario 16.    03/12/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Pasividad en las autoridades

los ultras violentos vuelven a atacar en el País Vasco

Después de muchos meses de inactividad, bandas de ultraderechistas han comentado a actuar en el País Vasco, ante la pasividad de las autoridades gubernativas y coincidiendo con un receso en la violencia de ETA.

Bilbao,

Juan Manuel IDOYAGA

Corresponsal

La situación del País Vasco puede alcanzar nuevas cotas de violencia si se continúa evidenciando la presencia de elementos ultra-derechistas que han regresado a la zona después de algunos años de ausencia.

Preocupan las actuaciones de grupos juveniles de estas tendencias como la registrada en Sestao la pasada semana, cuando un joven estudiante de catorce años fue marcado en una pierna con una esvástica nazi, según han coincidido la mayor parte de las fuerzas políticas vascas en una nota hecha pública ayer en la localidad vizcaína.

La alarma cundió en Sestao al comprobarse que un joven estudiante del Instituto de Enseñanza Media había sido agredido por un grupo juvenil de extrema derecha que, provistos de un extraño utensilio construido a base de hojas de afeitar, habían conseguido marcarle una esvástica nazi en la pierna, después en los brazos y en la cara.

La agresión

La agresión se produjo pocos días después de que fueraa detectados en la localidad algunos destacados activistas de esta tendencia que fueron protagonistas en las últimas etapas del anterior régimen de numerosos incidentes y agresiones y que habían abandonado el País Vasco a consecuencia de algunas amenazas registradas contra sus personas.

Según una nota conjunta elaborada por las representaciones locales del PNV,

PSOE, PCE, Euskadiko Ezkerra, Herri Batasuna, EMK, LKI, y PST, «la pasada semana un estudiante del INV de Sestao fue agredido por un grupo de jóvenes que intentaban grabarle con un aparato de cuchillas especial una cruz gamada en diferentes partes de su cuerpo, consiguiéndolo únicamente en una pierna».

«Anteriormente habían aparecido en el centro algunos carteles firmados por grupos de inspiración claramente fascista, al misino tiempo se han vuelto a ver en el pueblo destacados activistas de esta ideología que campaban a sus anchas en plena época de la dictadura y que en los últimos años habían desaparecido», señalan.

Alerta

«No es un problema aislado que se produzca únicamente en el pueblo de Sestao, señala la nota unitaria de estos partidos que tras recordar recientes incidentes en .Madrid, La Coruña y Rentería aventuran «el resurgimiento del movimiento fascista a nivel estatal.»

«La situación de Sestao aún no es grave, pero la experiencia nos demuestra que, sino les paramos ahora los pies, cuando se está incubando el mal, poco a poco irá avanzando», añade la nota que hace al mismo tiempo un llamamiento a la población para «mantenerse alerta».

Según los partidos políticos vascos, Amorebeita, Basauri y Sestao, máximos focos del activismo ultraderechista en el anterior régimen, han sido las zonas en las que se ha podido detectar este retorno.

 

< Volver