Autor: Laborde Vallverdú, Enrique. 
 Una "misión imposible", según su sindicato profesional. 
 Los policías franceses no quieren vigilar a los confinados vascos     
 
 ABC.    09/12/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

NACIONAL

Una «misión imposible», según su sindicato profesional

Los policías franceses no quieren vigilar a los confinados vascos

PARÍS (Enrique Laborde, corresponsal). La protección y vigilancia de los militantes vascos españoles confinados en diversas localidades francesas se ha convertido en una misión imposible y el ministro del Interior debe examinar seriamente este asunto, se afirma en una declaración del delegado regional (Ródano-Alpes Auvernia) del Sindicato Nacional de Policía.

Actualmente se encuentran confinados en diversas localidades doce militantes vascos españoles: cinco en la isla de Yeu (con una unidad naval que patrulla en permanencia), dos en Val d´Ajol (Vosgos), dos en Florac (Lozére), dos en Mauriac (Cantal) y uno en Salins (Jura). «Nosotros —ha dicho el delegado regional del Sindicato Nacional de Policía— no discutimos la decisión gubernamental de confinar a los militantes vascos españoles, pero sí la movilización de decenas de inspectores que, por si fuera poco, puede manifestarse como totalmente ineficaz.»

El citado delegado sindical se refería concretamente al caso de los dos militantes, vascos confinados en Mauriac, en el Cantal. «Esta operación —dijo— moviliza en permanencia a ocho funcionarios del Servicio de Informaciones Generales de la región que trabajan unas dieciséis horas diarias. Pero lo malo es que nuestros colegas no pueden garantizar la vigilancia y la protección de esos vascos, sobre todo las visitas y las reuniones que pueden recibir o tener.»

«Sin embargo, hay algo más grave y es que, al margen del hecho evidente de que no se trata de nuestra misión profesional, se encuentran reunidas todas las condiciones para el incidente que puede poner en peligro la vida de los vascos, de los habitantes y de los agentes. Ante esta misión imposible le hemos pedido al ministro del interior que considere seriamente la situación.»

El Servicio de Informaciones Generales, como su nombre indica, es una de las nueve direcciones generales especializadas de la Policía Nacional. Su misión es el informar a las autoridades sobre todo lo relativo al orden público, y para ello efectúa sondeos de opinión, previsiones, reacciones y comentarios, especialmente en materias política, económica y social, así como vigila el vario mundo de los juegos (hipódromos, casinos, etcétera). Es decir, la custodia y protección de unos confinados más o menos políticos, escapa en realidad a su competencia. Como es lógico, la opinión expresada ahora por un delegado regional del Sindicato 044 Nacional de la Policía la comparten todos sus colegas. Pero a la opinión pública lo que le desagrada de este lamentable asunto no es el problema policíaco que representa, sino el desembolso que supone y que, como no es necesario subrayar, está a cargo de los contribuyentes.—

 

< Volver