Ofensiva de la izquierda "abertzale" contra la empresa eléctrica. 
 Tensión tras el comunicado del Gobierno vasco sobre Iberduero     
 
 ABC.    30/12/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Ofensiva de la izquierda «abertzale» contra la empresa eléctrica

Tensión tras el comunicado del Gobierno vasco sobre Iberduero

BILBAO. «El comunicado de Iberduero, S. A., supone una amenaza y chantaje intolerable, de quien paradójicamente es el primer responsable de que nos encontremos en la actual situación con la central nuclear de Lemóniz», señaló ayer Euskadiko Ezkerra (Izquierda para el Socialismo) en un comunicado de su Comité Ejecutivo hecho público en Bilbao.

Euskadiko Ezkerra afirma que «el anuncio en defensa de sus intereses (de Iberduero) y de sus accionistas aparece como otro intento de pasar por encima de las instituciones y de la representación popular, abocándonos a una situación de hechos consumados».

Como se sabe, el Gobierno vasco difundió el lunes una nota en la que salfa al paso de la publicada por Iberduero sobre la central nuclear de Lemóniz y afirma que en el comunicado de (a compañía eléctrica «se vierten conceptos confusos en cuanto a los planteamientos políticos y las posibles consecuencias de éstos en el proyecto empresarial». La nota del Gobierno vasco dice que «cuando un problema económico, técnico o de otra naturaleza, como es el caso de Lemóniz, cobra carácter general y sensibiliza a la mayoría de los ciudadanos, adquiere dimensión política y es asumido por los cauces de opinión y planteado en las instituciones representativas.

Mientras tanto, la oficina de Prensa del Partido Socialista de Euskadi reaccionaba también ayer violentamente contra la actitud del Ejecutivo vasco, señalando en una nota que el Gobierno está intentando eludir deliberadamente la responsabilidad que le corresponde en el tema Lemóniz, al exigir cuatro condiciones previas para dar su «visto bueno definitivo». El PSE-PSOE contesta al consejero de Industria que en las declaraciones del secretario general de los socialistas vascos «no hay nada de tergiversaciones ni frivolidades», añade que, en opinión del PSE-PSOE, «faltan elementos de juicio importantes que afectan a la seguridad de los ciudadanos: la auditoría y el plan de emergencia».

 

< Volver