Autor: Cruz Gutiérrez Gómez, Juan de la. 
 Carlos Ollero. 
 Diálogos para la Democracia va a trabajar sobre los problemas más importantes     
 
 Ya.    21/12/1977.  Página: 16. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

YA - Pag. 16

CARLOS OLLERO

Diálogos para la Democracia va a trabajar sobre los problemas más Importantes

Recientemente se ha creado el club Diálogos para la Democracia, que preside el profesor don Carlos Ollero, senador, con quien hemos charlado para conocer todos loe detalles referentes al mismo.

—Se trata de institucionalizar un marco de convivencia y actividad que comprenda el mayor número posible de tendencias políticas y fuerzas empresariales y trabajadoras para deliberar juntos sobre los problemas más importantes que hoy preocupan a todos.

—¿Va a ser el club una representación de partidos?

—Tanto ios miembros de la Junta directiva como los que intervengan en las actividades del club no representan formalmente a los partidos u organizaciones a las que pertenezcan; pero, claro está, de alguna manera orientan sobre las posturas u opciones respectivas.

—¿Va a haber, señor Ollero, alguna relación entre las tareas del club y las parlamentarias?

—No hay interferencia alguna entre las actividades del club y las tareas parlamentarias. Los partidos políticos y las organizaciones socioeconómicas son las verdaderas estructuras representativas del sistema democrático, y operan a través del Parlamento en las funciones políticas y legislativas del mismo. Pero tanto a unas como a otras les interesa que se vayan configurando estados de opinión que faciliten un cierto consensus al menos en las gestiones fundamentales.

—¿Qué tipo de actividades se proponen realizar?

—Sería improcedente que hablara sobre el particular antes de que la Junta ultime el acuerdo sobre el programa concreto en que ya se ha comenzado a trabajar. Pienso, en todo caso, que las tareas se centrarán en dos tipos de actividad colegiada: una la deliberación en grupos relativamente reducidos de personas preocupadas por una cuestión, y otra la de coloquios de ámbito más público una vez desbrozada la problemática, dibujados los criterios y aducidos los datos y documentaciones pertinentes.

—¿Qué puede lograrse con ello?

—En algunos casos podrán lograrse criterios comunes, y en todos, una conveniente e ilustrativa clarificación de problemas, que suelen ser más complejos de lo que aparecen al ser tratados improvisada y circunstancialmente.

—¿Qué puede enseñar al país estos Diálogos para la Democracia?

—Esencialmente tres cosas: la importancia del diálogo, un tratamiento documentado de los problemas y la extensión de la conciencia colectiva sobre la necesidad de solucionarlos de acuerdo y seriamente.

—Por último, ¿no está el país sobrado de diálogos y de situaciones para la democracia y necesitado de acciones efectivas?

—Posiblemente, sí; pero el club no tiene capacidad de decisión alguna, y el diálogo que propugnamos tratará de estudiar los temas a fondo.

Juan DE LA CRUZ

 

< Volver