Autor: Cierva y Hoces, Ricardo de la. 
   Municipios para la democracia     
 
 ABC.    24/07/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ABC. DOMINGO, 24 DE JULIO DE 1977.

MUNICIPIOS PARA LA DEMOCRACIA

Por Ricardo DE LA CIERVA

USTEDES no se lo van a creer, pero en las últimas cuarenta y ocha horas tres de los partidos nominalmente integrados en la eran coalición denominada Unión de Centro Democrático —y que sigue sin ser más que una declaración vaga d« buenos deseos— han celebrado sesión de sus Comités políticos como si estuviésemos antes de] 15 de junio. Ustedes pueden repasar las listas —publicadas y venideras— de altos cargos, segundas y terceras filas, y comprobarán que hay un Ministerio del Partido Demócrata, y otro del Partido Socialdemócrata, etcétera.

Con toda la razón del mundo condenó el presidente Suárez, en su primera reunión con los parlamentarios de U. C. D. las presiones de los que él llamó cenáculos madrileños; pero muy en contra de su voluntad fueron los cenáculos madrileños quienes, con el uso del chantaje abierto, cuando fue preciso, le impusieron buena parte de la estructura gubernamental y mantienen ahora enhiestas las mamparas de sus compartimentos estancos. Hoy por hoy —con excepción parcial del sector económico, que es, paradójicamente, el objetivo de tantos falsos rumores y exageraciones de disensión—, el Gobierno es una especie de forzada convergencia de grupos; pero el Partido de Centro que votaron seis millones de españoles ilusionados no pasa de configurarse como una especie de unión personal en la cumbre sobre una trama de recelos y disfunciones. H hecho de que los equipos de Gobierno no se puedan completar hasta siete semanas después de las elecciones supone que d Centro victorioso y gubernamental ha tenido paralizada a la Administración durante dos meses; todavía quedan cargos vitales sin cubrir después del tercer Consejo de Ministros.

MIENTRAS tanto, la izquierda moderada ha aumentado en un mes más su clara ventaja para esa confrontación decisiva —tan decisiva como la del 15 de junio— que son las elecciones municipales. Los trabajos se llevan en ese sector con discreción extrema; pero son ya muchas indicios loa que vamos advirtiendo para´que callemos más tiempo sobre el alcance y el método de una gran operación política: la que podríamos denominar Municipios para la democracia.

La operación de las elecciones generales que se concretó en las candidaturas Senadores par* la democracia registró éxitos parciales que, sobre todo en Madrid, pueden considerarse como abrumadores; y a los que cooperó eficazmente la torpeza del Centro para la creación y lanzamiento- de candidaturas con suficiente garra popular para oponerse a la riada Adversaria. Pero ´más que el éxito de la operación importa su acumulación de experiencias.

En casi todas las provincias se creó un acusado vacío de descontento por U forma, arbitraria y centralista, con que se impusieron en el último momento las candidaturas de U. C. D. El retraso, verdaderamente peligroso, en 1» gestación posolectoral del gran partido acentúa el desencanto en zonas políticas muy sensibles de las capitales y de las principales localidades españolas. La izquierda moderada, que para esta operación contara probablemente con el mismo apoyo del Partido Comunista que en el intento Senadores pam la democracia, presentará, cuando le sea posible, candidatos propios a las municipales; pero en poblaciones mas propensas al voto centrista o conservador tratará de dividirlo mediante la presentación de candidatos liberales no gubernamentales, como los que han obtenido tan señalado éxito en las recientes elecciones madrileñas. Todo hace pensar que la figura del conde de Motrico podría ser una especie de símbolo para toda la operación; y cuando se piensa en los candidatos a la Alcaldía que suenan, para oponerse a él, desde las filas del Centro no podemo* meaos de pronosticar un landslide madrileño de la izquierda, o para decirlo más en castigo, un barrido hasta el último rincón. A este observador le consta que personalidades liberales de parecida línea se han seleccionado ya en varias capitales de la zona mediterránea, como Alicante, Almería y Murcia, para presidir los nuevos Ayuntamientos de la izquierda.

Por la estanqueidad de sus grupos políticos, por la ceguera de sus líderes partidistas, por la ineficacia de sus engranajes y sus motores, el Centro lleva ya. prácticamente perdidas siete semanas para la gestación del futuro. Ocultar tan lamentable realidad no serviría más que para agravarla hasta extremos incurables.

 

< Volver