Compromiso de silencio sobre la Constitución     
 
 Diario 16.    23/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 33. 

Martes 23 agosto 77/ DIARIO 16

EL PARLAMENTO

Compromiso de silencio sobre la Constitución

MADRID 23 (D16)

Los miembros de la ponencia encargada de redactar un proyecto de Constitución

(integrada por tres diputados de U.C.D. y uno del PSOE, PCE, AP y otro catalán)

se negaron a revelar a los periodistas el contenido de la primera reunión que

celebraron ayer, que duró tres horas y media, en virtud de un compromiso de

silencio que han contraído.

El presidente de la comisión constitucional Emilio Attard Monso, también de la

Unión del Centro Democrático, partido de Suárez, al término de la reunión

manifestó a los informadores que habían aguardado durante todo el tiempo a la

puerta, que la ponencia había decidido trabajar en la intimidad, por lo que sus

miembros se comprometieron a no hacer declaraciones públicas hasta que no

termine el trabajo de la Comisión.

Ante la insistencia de los periodistas, Attard dijo que no se facilitaría

ninguna nota informativa en relación con el contenido de la labor que ayer

inició la ponencia. Explicó que esta actitud la mantienen para que el trabajo

sea más eficaz y cumplir su misión con la máxima rapidez.

La indignación de los periodistas acreditados en las Cortes se puso de

manifiesto ante el hermetismo observado por Gabriel Cisneros, José Pedro Pérez

Llorca, Miguel Rodríguez de Miñón (los tres de UCD), Gregorio Peces-Barba

(PSOE), Jordi Solé Tura (PSUC) Manuel Fraga Iribarne (AP) y Miguel Roca Junyent

(Pacte Democratic per Catalunya).

¿Mayoría o unanimidad?

El único algo más locuaz con los periodistas, aunque sin romper su pacto de

silencio, fue Fraga. Dijo que la ponencia se había impuesto la obligación de

entregar a la comisión un texto lo más completo posible y aceptado por un amplio

consenso.

A preguntas de los periodistas no quedó claro si el pacto de silencio se adoptó

por mayoría o por unanimidad. Los ponentes se pronunciaron indistintamente.

Tampoco revelaron de quién partió la propuesta. Contrariamente a lo que había

manifestado al comenzar la reunión en el sentido de hacer algún tipo de

declaraciones, Gregorio Peces-Barba se vio obligado a no decir nada.

El presidente de la comisión se limitó a decir que se habían iniciado los

trabajos con una exposición ordenada del sistema metodológico con que se aspira

a cubrir las expectativas puestas en ella, de dotar al país de una Constitución

que institucionalice la democracia.

También dio cuenta del calendario de trabajo establecido. En éste sentido la

ponencia trabajará tres días completos a la semana, en sesión de mañana y tarde.

La próxima reunión es la convocada para el próximo Jueves.

UCD: Tres borradores

La Unión del Centro Democrático ha redactado tres borradores de Constitución y

en los tres se contempla, como punto invariable, la definición expresa de España

como Estado monárquico. Los ponentes centristas parece que serán flexibles en

otros temas menos en éste, que se presume mantendrán férreamente su tesis.

Felipe González, en vísperas de su viaje a Hispanoamérica, acudió ayer tarde a

las Cortes para informarse sobre la marcha de los trabajos de la ponencia

constitucional.

Hasta la semana que viene no habrá nada concreto sobre los trabajos que ayer

inició la ponencia Constitucional del Congreso. La impresión recogida entre los

parlamentarios es que todos los grupos están interesados en redactar la nueva

Constitución cuanto antes.

Dos meses

Desorbitado pareció en medios de esta ponencia el tiempo aventurado por el

presidente del Congreso, "no antes de dos años", la elaboración final del nuevo

texto, según declaró ayer a Radio Nacional de España.

En opinión de José Pedro Pérez Llorca, uno de los ponentes de UCD, la

Constitución podría estar lista dentro de unos dos meses, entre debates de la

ponencia, la comisión y el Pleno. Parecida es la impresión de los ponentes del

PSOE.

Felipe, por los pasillos

Hacia las nueve de la noche apareció por los pasillos de las Cortes Felipe

González, para que el ponente socialista Peces-Barba le diera cuenta del primer

debate sobre la Constitución. Terminado éste, los dos se sentaron en un rincón

del "salón de los pasos perdidos", que estaba en penumbra.

El primer secretario del PSOE, que vestía de manera deportiva (pantalón gris

claro, camisa de cuadros, sin corbata, y chaqueta de punto del mismo tono),

estuvo charlando con los informadores hasta que terminó la reunión. Felipe

González dijo que su partido defenderá que los debates de las comisiones estén

abiertos a la prensa, y que en septiembre el PSOE tiene previsto desarrollar una

intensa larbor parlamentaria en relación con la transparencia informativa,

demandando al Gobierno que dé cuenta de diversos asuntos de interés general,

como el de las escuchas telefónicas.

Viaje a Chile

En el curso de su diálogo con los periodistas se acercó a saludarle Fernando

Alvarez de Miranda, presidente del Congreso, que acompañado de uno de los

secretarios de la mesa, el socialista Pablo Castellanos, salía en esos momentos

de su despacho. Tras afectuoso saludo comentaron el viaje que el socialista hará

a Venezuela, de donde acaba de llegar Alvarez de Miranda. Este afirmó a Felipe:

"Te están esperando con interés; por allí te quieren mucho." El socialista

respondió: "Sí, sí, y eso que son de los tuyos."

Felipe González destacó a los periodistas que su viaje a Chile, además de la

importancia que tiene defender a un líder socialista encarcelado y de

interesarse por otros más, reviste interés por cuanto su partido, después de

salir de la clandestinidad, mantiene las mismas relaciones con los partidos

marginados en otros países. En su viaje que inicia esta noche, acompañado de

Luis Yáñez y Leopoldo Torres, visitará también Venezuela y Colombia,

entrevistándose con los presidentes de los respectivos países.

Casi cuarenta años esperando

Treinta y ocho años después de la derogación de la Constitución republicana de

1931, las Cortes iniciaron ayer la redacción de la nueva Constitución. La

primera Carta fundamental en nuestro país surge en 1808, a consecuencia de la

invasión francesa. Se trata de la Constitución de Bayona, promulgada por el

hermano de Napoleón Bonaparte, José I (Pepe Botella). Pero la verdaderamente

importante fue la de 1812. Ella es la primera Constitución progresista de Europa

y contempla los principios básicos del liberalismo que influiría durante todo el

siglo.

La Constitución que ha tenido más vigencia en el tiempo fue la de 1876, que duró

cuarenta y siete años, El Estatuto Real de 1834 fue la que tuvo menor vida: duró

tres años.

Entre las constituciones españolas existieron algunas que no llegaron a nacer

por inesperados cambios de poder. Cuatro presidentes no tuvieron tiempo de

promulgar la Constitución Republicana Federal de 1873, y tampoco llegó a existir

la de 1923, en tiempos de la dictadura de Primo de Rivera.

Los hombres que la redactan

Miguel Rodríguez Herrero de Miñón (UCD) (Madrid), treinta y siete años.

Especialista en Derecho Constitucional, es letrado del Consejo del Reino.

Jordi Solé Tura (PSUC) (Mollet del Valles), de cuarenta y siete años. Ejerció el

oficio de panadero hasta los veinte años. Actualmente es doctor en Derecho y

profesar de la Universidad de Barcelona.

Gabriel Cisneros Laborda (UCD) (Tarazona, provincia de Zaragoza), de treinta y

siete años. Procurador en Cortes y consejero nacional por Soria en la última

legislatura. Fue director general de Asistencia Social del Ministerio de la

Gobernación.

José Pedro Pérez Llorca (UCD> (Cádiz), de treinta y siete años. Letrado de las

Cortes. Desde 1970 se dedicó a la gestión de la empresa Serfiban, S, A.,

especializada en el mercado de capitales.

Miguel Roca y Junyent (PSC-PSOE), treinta y siete años. Pertenece a la Junta del

Colegio de Abogados, Doctor en Derecho. Fue expedientado y expulsado de su cargo

de profesor de la Universidad por razones políticas.

Gregorio Peces-Barba Martínez (PSOE) (Madrid), de treinta y nueve años. Profesor

adjunto de Filosofía del Derecho de la Universidad Complutense de Madrid. En el

proceso de Burgos defendió a varios acusados de la ETA.

Manuel Fraga Iribarne (AP) (Villalba, provincia de Lugo), de cincuenta y cinco

años. Letrado de las Cortes, diplomático y catedrático de Derecho Político. Ex

ministro de Información y Turismo, y de Gobernación.

 

< Volver