Nueve constituciones españolas en ciento setenta y cinco años  :   
 Las nuevas Cortes han comenzado a elaborar el proyecto de la que será décima Constitución. 
 Ya.    23/08/1977.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Nueve constituciones españolas en ciento setenta y cinco años

Las nuevas Cortes han comenzado a elaborar el proyecto de la que será décima

Constitución

Las Cortes han comentado a preparar la nueva Constitución española. En los

ciento setenta y cinco años que van desde 1812 a hoy, España ha tenido nueve

constituciones. La actual hará la décima.

En 1812, las Cortes, reunidas en Cádiz, elaboraron y proclamaron la primera

Constitución del periodo que consideramos.

En 1837, las Cortes elaboraron otra Constitución. Once años después, en 1845, se

proclama otra Constitución. En años sucesivos se reforma la Constitución. En

1856, las Cortes elaboran una nueva Constitución.

Habría otra Constitución en 1869. Siete años después, en 1876, se da a España

una nueva Constitución, que tuvo vigencia hasta el año 1991, en que la Segunda

República española elabora otra Constitución.

A partir de 1958, mediante leyes fundamentales, que culminan en la Ley Orgánica

del Estado, promulgada en 1967, España tuvo otra Constitución, por llamarla así,

que es la que ahora se va a derogar mediante una nueva.

Hay que añadir a este recuento que la Primera República española, proclamada en

1873, convocó unas Cortes Constituyentes para redactar una nueva Constitución.

Esas Cortes no pudieron aprobar ni el artículo primero del proyecto, pues

discutiéndolo estaban cuando las tropas del general Pavía disolvieron la Cámara.

Añadamos tres constituciones más que estuvieron a punto de ser proclamadas: la

de Istúriz, en 1837; la de Bravo Murillo, en 1852, y la del general Primo de

Rivera, en 1929.

REFORMAS CONSTITUCIONALES

En esta síntesis histórica debemos incluir otras reformas constitucionales. En

1806, una asamblea, a propuesta de Napoleón, aprueba el llamado Estatuto de

Bayona. En 1814, Fernando VII, con el Manifiesto de Valencia, instaura la

Monarquía absoluta. La sublevación del general Riego, en 1820, obliga al rey a

volver a la Constitución de 1812, la de las Cortes de Cádiz.

En 1833, Fernando VII, por el Manifiesto del Puerto de Santa María, vuelve a

implantar la Monarquía absoluta. En 1834, la reina Marta Cristina firma el

Estatuto Real, que crea un estamento electivo. En 1836, Mendizábal suspende el

Estatuto Real. En 1836, a consecuencia del motín de La Granja, se establece de

nuevo la Constitución de Cádiz.

En 1840 el general Espartero, manteniendo teóricamente la Constitución, instaura

un régimen personal durante su regencia. El pronunciamiento de O´Donnell

restablece la Constitución de 1845, reformada por un acta adicional. Un mes más

tarde se restablece integramente la Constitución de 1845. En 1857 se reforma

aquella Constitución en las disposiciones sobre el Senado. En 1864 se declara

vigente la Constitución de 1845.

El general Serrano, después de su golpe de Estado, suspende la Constitución y

proclama el Manifiesto del Poder Ejecutivo; días después, el propio general

restablece la Constitución, excepto el artículo relativo a la Monarquía. En

1923, el general Primo de Rivera, al establecer su dictadura, deja en suspenso

prácticamente la Constitución de 1876-la de más larga duración y debida a

Cánovas del Castillo-, Constitución que restablece el general Berenguer en 1929.

En 1931, proclamada la Segunda República española, se promulga el Estatuto

Jurídico del Gobierno Provisional, que durará hasta la aprobación de la nueva

Constitución española, en diciembre de 1931. El 29 de septiembre de 1936, en

plena guerra civil, la Junta de Defensa Nacional suspende la Constitución y

concentra todos los poderes del Estado en manos del general Franco.

 

< Volver