Los sucesos de Montejurra. 
 Que vuelvan a prisión los encausados  :   
 (se pide en un recurso). 
 Pueblo.    15/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

QUE VUELVAN A PRISIÓN LOS ENCAUSADOS SE PIDE EN UN RECURSO

MADRID. (Cifra.)—El abogado Enrique Raso Corujo ha presentado recurso de reforma contra la puesta en libertad bajo fianza de José Luis Marín García, más conocido como «el hombre de la gabardina», y Victoriano Márquez dé Prado, procesados por los sucesos ocurridos en Montejurra el pasado/ año y en los que dos personas resultaron muertas a balazos. El recurso fue presentado durante la noche del jueves, en el Juzgado de Instrucción .para su remisión al Juzgado de Instrucción número 21, al que han sido trasladadas las actuaciones desde el suprimido Juzgado de Orden Público número 1.

El abogado Enrique Raso, al recurrir contra el auto de 31 de diciembre pasado, disponiendo la libertad de ambos encausados, señala que tal auto le fue comunicado el pasado día 10, y añade que «los hechos por los que han estado en prisión provisional los dos procesados han sido de una trascendencia tal que imponen un tratamiento específico».

Como motivos del recurso aduce, en cuestión previa, que al haberse trasladado a otro Juzgado las actuaciones, el abogado debía haber sido requerido ante la nue-i va jurisdicción para notificarle luego todas las resoluciones que se hubieran dictado.

Dice luego que la libertad acordada contradice el Código Penal, en cuanto que los hechos —señala el recurso-- llevan aparejada la pena de prisión mayor y reclusión menor. Añade que pocas causas, criminales cumplen tan satisfactoriamente el requisito de que aparezcan motivos bastantes para creer criminalmente responsable del delito a la persona contra la que se ha de dictar auto de prisión.

El recurso cita entonces la secuencia fotográfica en la que aparece José Luis Marín disparando sobre el fallecido Aniano Jiménez Santos, así como los testimonios de varias personas que constan en autos. En cuanto al procesado Márquez de Prado, dice que todos los iudicios> sumariales coinciden´en atribuirle la dirección militar, de los hechos. «El fue -.—dice el auto— quien, dio la orden de "fuego raso" que marcó el comienzo del ametrallamiento contra la multitud, en el cual resultó muerto Ricardo García Pellejero.»

Finalmente, y tras referirse a la alarma pública ocasionada por los sucesos y al hecho de que todavía aguardan juicio algunos encausados por delitos políticos sobre los que penden acusaciones menos graves, el recurso termina solicitando que se ordenase el reingreso en prisión de los dos procesados puestos en libertad.

 

< Volver