Radical oposición de los burgaleses a la anunciada "marcha vasca"  :   
 Partidos y entidades consideran la iniciativa de las gestoras como una provocación. 
 ABC.    13/10/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Radical oposición de los burgalesas a la anunciada "marcha vasca"

Partidos y entidades consideran la iniciativa de las gestoras como una provocación

Burgos. (Agencias.) Continúan las reacciones de los diversos sectores burgaleses contra la proyectada marcha de los vascos a Burgos que organizan las gestoras pro amnistía en las Vascongadas. A nivel individual, y sin tener en consideración las posturas de los partidos políticos, los burgaleses expresan en tertulias, bares y sociedades su oposición a la marcha vasca, que consideran incomprensible, por lo que •e rechaza la intención y los ánimos empiezan a alterarse.

Por otra parte, la mayoría confía en VUe el Gobierno impida la pretensión de un sector del País Vasco de acudir en marcha a Burgos. No obstante, de autorizarse o de inhibirse la Administración, la posible presencia de la marcha vasca en Burgos puede dar origen a una reacción de consecuencias imprevisibles.

PROTESTAS.—La protesta se ha manifestado por medio de algunas tomas de postura de diversas entidades, y han aparecido pintadas en las calles contra la marcha.

Asimismo varios partidos políticos y organizaciones burgalesas se han pronunciado ya contra el acto proyectado para el domingo, día 22 de octubre.

El P. S. O. E. y P. c. E. han hecho público un comunicado oponiéndose a la anunciada manifestación vasca, en el Que se subraya el malestar que esta convocatoria ha producido en el pueblo burgalés.

Por parte del P. S. O. E. se señala que «la petición de amnistía no tiene razón política alguna, con toda la legitimidad que confiere el haberla pedido para los que lucharon contra la dictadura. Manifestamos que carece de fundamento reivindicarla para quienes han atentado contra la democracia»

También se rechazan determinadas declaraciones hechas por los Comités Pro Amnistía de Euzkadi, por estimar que contienen una concesión peyorativa hacia el pueblo burgalés.

Finalmente, indican que el Ministerio del Interior y el Gobierno Civil deben asumir la responsabilidad que la, Situación exige. Expresan que el tráslado de los presos de E. T. A. a las cárceles ,del País Vasco no sería un acto de debilidad, sino que, por el contrario, la mejor expresión de la autoridad del Estado y del respeto a los derechos humanos es precisamente asegurar la acción de la justicia.

OPOSICIÓN COMUNISTA.—El P. C. E. agrega que si la ley antiterrorista cuya derogación pretenden las gestoras vascas no es la que la izquierda hubiera deseado ver aplicada en las actuales condiciones, no es menos cierto que un régimen democrático tiene que defenderse frente a los embates de cualquier tipo que pretenda acabar con ello; es decir, con la voluntad de nuestro pueblo expresada libremente.

 

< Volver