Estudio de la revista "Reconquista". 
 La técnica agitadora de E.T.A. se basa en una acción combinada político-terrorista     
 
 ABC.    13/10/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ESTUDIO DE LA REVISTA «RECONQUISTA» LA TÉCNICA AGITADORA DE E.T.A. SE BASA EN UNA ACCIÓN COMBINADA POLITICO-TERRORISTA

La actual técnica agitadora de E.T.A, es analizada en el último número de 1a revista «Reconquista», que publica un esquema operativo de E. T. A. resumido en los siguientes puntos.

Cualquier conmoción fortuita de tipo social o reivindicación espontánea que se generalice debe ser aprovechada para desencadenar la acción combinada político-terrorista.

Creados o surgidos los motivos de protesta, los partidos o grupos políticos comprometidos deben iniciar el movimiento reivindicativo mediante las técnicas de agitación de masas.

Lograda la agitación inicial deben seleccionarse unas consignas publicitarias como estribillo de una campaña de protestas generalizadas y señalarse reiteradamente a una Institución o a una persona concreta como culpables del malestar ambiental. Así, por ejemplo, se elaboró el «slogan> «que se vayan».

Alcanzada la notoriedad deseada por medio de la actividad político propagandista Interviene la organización terrorista para desencadenar una o varias acciones espectaculares sobre objetivos muy seleccionados.

Finalizada la intervención, ésta deberá explicarse al pública con argumentos «justicieros» e imaginativos que no necesitan sólida base, sino simple firmeza dialéctica.

«DE HENDAYA A BURGOS».—Por otra lado, en la citada revista se revela la existencia de un folleto de E. T. A. titulada «De Hendaya a Burgos».

«Uno de los capítulos del folleto —dice ´´Reconquista" —es verdaderamente esclarecedor. En él se planteaba por qué E.T.A. incluyó entre sus primeras acciones la colocación de bombas en las lápidas a loa caídos de las Iglesias vascas. Los efectos propagandísticos eran grandes, pues la sonoridad de la explosión motivaba múltiples comentarios populares y de Prensa la sensación de impotencia policial se extendía, ya que era imposible vigilar y cubrir la multitud de posibles objetivos; se aumentaba el desgaste de las Fuerzas de Orden Público.»

 

< Volver