Mujeres aporrearon hoy los coches oficiales en los funerales. 
 Bilbao: Asesinados un sargento y un número de la Guardia Civil     
 
 Diario 16.    23/10/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Mujeres aporrearon hoy los coches oficiales en los funerales

Bilbao: Asesinados un sargento y un número de la Guardia Civil

BILBAO, 23 (Corresponsal D16).—En un ambiente de total intimidad se ha celebrado esta mañana el funeral por las almas del sargento primero de la Guardia Civil Luciano Mata Corral y del número del mismo Cuerpo Luis Garcedo Ruiz, asesinados en la tarde de ayer en la localidad vizcaína de Guecho. Al acto religioso, que tuvo lugar en la capilla de la Comandancia de la Guardia Civil de la Salve en Bilbao, a partir de las diez de la mañana, únicamente asistieron los familiares de los fallecidos y las primeras autoridades provinciales.

La misa apenas ha durado veinte minutos, ya que el oficiante, el capellán del Regimiento de Infantería del Careliano, no ha pronunciado homilía alguna. Tras el acto religioso, los féretros han sido trasladados en sendos furgones a las localidades respectivas de los fallecidos, Puebla de Valdivia, en Palencia, y Buyante, en Oviedo, donde recibirán cristiana sepultura.

Durante toda la mañana numerosas fuerzas de las compañías de la reserva de la Policía Armada que se encuentran en Bilbao, tras los sucesos en el acuartelamiento de Basauri, se situaron en las inmediaciones de la Comandancia de la Guardia Civil en evitación de cualquier altercado. A varias mujeres, asiduas a los funerales por los muertos de las FOP, se les prohibió la entrada en la capilla de la comandancia y, más tarde, un sargento de las compañías de reserva les requirió para que abandonasen las inmediaciones del cuartel.

Mujeres airadas A pesar de todo, algunas mujeres consiguieron acercarse a los coches de las autoridades, concretamente al del gobernador civil y gobernador militar y aporrearon sus carrocerías.

Tras el funeral, y en las dependencias de la misma

Comandancia, se celebró una reunión en la que estuvieron presentes el teniente coronel de la Guardia Civil, el jefe superior de la Policía de Bilbao, el comandante de la Policía Armada y los gobernadores civil y militar.

En cuanto al estado del guardia civil Andrés Silveiro, que sufre herida de bala en la cabeza con pérdida de masa encefálica, fuentes del Hospital Civil de Bilbao han confirmado a media mañana de hoy su estado de gravedad. Tras ser operado de nuevo esta madrugada ha pasado al departamento de reanimación. No se ha facilitado, por el momento, parte médico.

Dos guardias civiles resultaron muertos y otros dos heridos de gravedad al ser ametrallados con una metralleta y una escopeta de caza, ponas minutos antes de las seis y media de la tarde de ayer en el municipio de Guecho, a 14 kilómetros de Bilbao, cuando regresaban a su cuartel, situado en las inmediaciones del lugar del suceso. Los guardias civiles volvían de un partido de fútbol en el campo de Gobelas.

Al sargento de cincuenta y seis años de edad Luciano Mata Corral le faltaban cuatro días para jubilarse. Resultó muerto en el acto, mientras que el número Luis Garcedo Ruiz, de veintiocho años, fallecía cuando era trasladado al hospital de Basurto, en Bilbao. Los otros dos números, Carlos Troncóse Currito, de veintiséis años de edad, y Andrés Silveiro Marín, de veinticinco, fueron conducidos igualmente al citado centro sanitario, donde ingresaron directamente al quirófano.

Poco antes de las seis y media de la tarde, y frente al número 24 de la calle Máximo Aguirre, desde unos quince metros, varios individuos —probablemente cuatro— parapetados en un muro de, aproximadamente, un metro de alto, perteneciente al edificio de la Compañía Telefónica, abrieron fuego, y a continuación se dieron a la fuga en dos vehículos aparcados enfrente.

Controles

Los cuatro guardias civiles estaban adscritos al cuartel de Las Arenas, situado a poco más de quinientos metros del lugar del suceso y se dirigían al mismo cuando fueron ametrallados.

Inmediatamente después del atentado se instalaron en la zona, carreteras de la provincia y accesos a Bilbao numerosos controles policiales y de la Guardia Civil, que ocasionaron grandes congestiones de tráfico.

Tanto los dos guardias civiles heridos como los muertos estaban casados y ninguno de ellos era natural del País Vasco.

Encontrados los vehículos

Los autores del atentado —informa Europa Press— parecían tener edades comprendidas entre los veinte y los veintitrés años. Vestían; pantalones vaqueros y anoraks y cazadoras oscuras.

Funcionarios de la Guardia Civil han localizado los dos vehículos con los que se supone fue perpetrado ayer el atentado contra cuatro guardias civiles en Guecho y en el que murieron dos miembros de la Benemérita en el acto.

En el lugar del atentado, según fuentes de la Policía, se han encontrado casquillos de bala tipo Geco y FN, "calibre nueve milímetros Parabellum —munición que suele utilizar ETA-militar—, así como cartuchos de caza de postas, calibre 12 milímetros, marca Trust-Ibarres. Este tipo de munición fue utilizada por ETA-militar en otro atentado reciente.

 

< Volver