Mientras el PNV insiste. 
 La Policía niega malos tratos     
 
 Diario 16.    23/10/1978.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Mientras el PNV insiste

La Policía niega malos tratos

BILBAO, 23 (D16). — La Jefatura Superior de Policía de Bilbao califico de "falsas" las acusaciones formuladas por 88 juntas generales del PNV, en el sentido de que los últimos detenidos habían sido objeto de torturas y malos tratos durante su estancia en Comisaría.

Una hora antes de hacerse público el mentís policial, los abogados de los siete jóvenes acusados de pertenecer a un comando

Condenados por ayudar a ETA

MADRID, 23 (Efe).—La Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó como autores de un delito de ayuda a actos terroristas a Sabino Santos ArCellus Abarrategui, José María Iríbar Ayerbe, Luís Francisco Lízarralde de Iraola y Luis María Muguerza Ormazábal a seis meses y un día de prisión a cada uno.

Declara la sentencia que los ahora condesados, desde finales de noviembre de 1977 hasta enero de 1978, en que fueron detenidos, actuaron en un denominado Grupo de Información, dedicado en todo ese tiempo a recoger datos sobre determinadas instalaciones de televisión y oficinas bancarias e identidades, domicilio y movimientos usuales de personas que consideraban socialmente caracterizadas, datos que entregaban a una organización más amplia a la que todos pertenecían (se refiera a ETA), dedicada a alterar el orden público y realizar represalias de carácter social. Algunos de esos datos les fueron ocupados al ser detenidos.

de ETA militar afirmaban, asimismo, que sus defendidos, «han sido golpeados con la mano abierta y con el listín telefónico, procurando no dejar marcas en el cuerpo, y les han amenazado con pistolas.

A la petición del esclarecimiento de los hechos, realizada por los nacionalistas, en base a las declaraciones de los detenidos ante el juez de instrucción, la Policía emitió una nota el pasado sábado, en la que precisaron -que «son totalmente falsas las acusaciones que formulan las juntas municipales del PNV. Todos los detenidos reciben el trato correcto y digno al que nos obligan las leyes y nuestro propio sentido de la ética y de la dignidad humana».

 

< Volver