Autor: Núñez, Antonio. 
   Tensión contenida en los funerales por los guardias asesinados en Villarreal de Urrechua     
 
 El País.    04/11/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Tensión contenida en los funerales por los guardias asesinados en Villarreal de Urrechua

CORRESPONSAL, San Sebastián

En medio de un clima de dolor y tensión contenida se celebraron los funerales corpore insepulto por los guardias civiles José Rodríguez de Lama y Lucio Revilla, que fueron asesinados en Villarreal de Urrechua (Guipúzcoa) en la mañana del pasado sábado.

El primer incidente se registró nada más llegar las autoridades, encabezadas por los gobernadores civil y militar de Guipúzcoa, ante el lugar reservado en el patio. Una voz se alzó por tres veces gritando «¡Fuera de ahí!», ante la presencia del diputado y presidente de la Comisión de Defensa de las Cortes, Enrique Múgica. Fue acallado por los propios militares asistentes.

Finalizado el funeral, los guardias civiles asistentes entonaron, en medio de una profunda emoción contenida, el himno de la Guardia Civil, y se dieron gritos de ¡Viva España!, ¡ Viva el Rey! y ¡ Viva la Guardia Civil.

Varias personas increparon al imputado Múgica cuando se marchaba, una vez terminado el acto Fúnebre, con insultos de asesino y carota.

Entierro en León

A mediodía de ayer recibieron sepultura en el cementerio de León los restos mortales del cabo primero José Rodríguez de Lama, uno de los dos guardias civiles asesinados el pasado sábado en el atentado de Villarrealde Urrechua, informa Antonio Núñez.

 

< Volver