Autor: P. B.. 
   Secuestrado el delegado de educación y ciencia en San Sebastián  :   
 El atentado formaba parte de un plan simultáneo de E.T.A., pero fracasaron los de Vitoria, Bilbao y Navarra. 
 ABC.    29/10/1978.  Página: 1,5-6. Páginas: 3. Párrafos: 25. 

SECUESTRADO EL DELEGADO DE EDUCACIÓN Y CIENCIA EN SAN SEBASTIAN

El atentado formaba parte de un plan simultáneo de E. T. A., pero fracasaron los de Vitoria, Bilbao y Navarra.

San Sebastián, 28. (De nuestro corresponsal.) Cuatro comandos de la rama político-militar de E. T. A. desplegaron al anochecer de ayer, lunes, una espectacular acción, simultáneamente en las cuatro capitales de Álava, Vizcaya, Navarra y Guipúzcoa, con el objetivo de secuestrar a los delegados provinciales del Ministerio de Educación y Ciencia. Sin embargo, únicamente en San Sebastián lograron su propósito llevándose secuestrado a don José Javier Crespo Berisa, quien desde hace mes y medio ocupaba el cargo interinamente.

Según nos relata don Pedro Crespo, hermano del secuestrado, sobre las diez de la noche de ayer, lunes, cuando se encontraban en el descansillo de la escalera, a la puerta del Inmueble donde habitan, tres jóvenes salieron del ascensor con la cara tapada y armados con una metralleta y dos pistolas y preguntaron por el delegado de Educación. En el descansillo se encontraban la esposa del secuestrado, un vecino y ei citado don Pedro Crespo. Al indicarles que se encontraba dentro del piso, los encapuchados les apuntaron con las armas y les obligaron a entrar en la casa.

El domicilio del señor Crespo tiene un salón-comedor, donde penetraron los secuestradores e hicieron reunir allí a todas las personas, con excepción de los tres hijos de don Javier Crespo. Explicaron que

todo el mundo mantuviera la calma y que permanecieran sentados. A los pocos segundos sonó el timbre de la puerta, y al abrir ésta apareció una cuarta persona, que formaba también parte del comando, y que asimismo se encontraba armada y encapuchada. Los secuestradores- indicaron a la señora de la casa que se fuese a cuidar de los niños, para que no se despertasen ni se alarmasen. El trato de los secuestradores, al parecer jóvenes, fue en todo momento amable, procurando tranquilizar a los allí presentes.

GRAN TENSIÓN.—«En una situación de gran tensión, pero de calma, transcurrió la noche», contaba el hermano del delegado de Educación en funciones, secuestrado. «Durante la noche, alguno de los secuestradores bajó a la calle, volviendo a subir si cabo de un rato. Serían las seis de la mañana cuando dos de ellos se llevaron a mi hermano; sabemos que el vehículo en el que salió era el suyo, pues no lo hemos vuelto a encontrar. Otros dos se quedaron aquí con nosotros hasta las doce menos cuarto, vigílándonos. Nos habían dado Instrucciones para que no llamásemos a la Policía hasta la una del mediodía. El vecino salió para su domicilio a medianoche y los secuestradores le indicaron que no dijera nada, que ya sabía cómo tenía que actuar.»

UNA MUJER SERENA.—Durante toda la conversación, la esposa del señor Creapo, doña Mercedes Herrero, que se encuentra embarazada, ha permanecido » ratos en 1a habitación donde pasaron la noche del secuestro. Doña Mercedes Iba y venía al cuarto de su hijo Javier, que se encuentra enfermo con gripe. A eso de (PASA A LA PAO. 5)

LOS DELEGADOS DE EDUCACIÓN Y CIENCIA VASCO-NAVARROS

E. T. A. INTENTA CUATRO SECUESTROS SIMULTÁNEOS

(VIENE DE LA PAO. 1)

las ocho de la mañana, vistió a su hija mayor, María Rosa, de ocho años, para que fuera al colegio, encerrándose todas las personas que en ese momento se encontraban presentes en un cuarto, para que la niña no notara nada. La señora de Crespo se encontraba bastante serena, aunque no podía-contener las lagrimas en algunas ocasiones. «No podemos decir muchas cosas —nos explicó— los niños no saben nada. Somos gente sencilla y hacemos una vida normal.

Posteriormente, nos relató que los secuestradores fueron amables en todo momento. «Incluso uno de ellos, al salir con mi marido cuando se lo llevaban, me cogió de la´ mano y me dijo que no me preocupara. Mi marido no sufrió ningún mal trato.»

Paseaba nerviosa por la habitación al relatar cómo momentos antes de la salida de los secuestradores Indicaron a su marido que si quería podía llevarse algún libro. El señor Crespo cogió de la habitación una muda y objetos de aseo, y, tras tranquilizar a su esposa, salio de la habitación. «Los jóvenes le dijeron que no se preocupase, que en el lugar a donde iba tendría periódicos. Todo el rato nos trataron amablemente y procuraron que los niños no se despertasen.»

ENSEÑANZA DEL ÉUSQUERA.—La señona de Crespo declaró que no recibieron instrucciones ni se les dijo Iban » llamar los secuestradores para afectuar ninguna petición. Los jóvenes hablaban castellano y señalaron durante la noche que trataban de solucionar algunos problemas educativos de la enseñanza del éusquera a través del delegado. Manifestaron también que se habla hablado de las reuniones de delegados, para una mayor rapidez en la solución del problema de la enseñanza del éusquera.

Doña Mercedes Herrero había contraído matrimonio con el secuestrado en el año 1969. Es natural de la provincia de palencia y posee la carrera de Magisterio. Cursó estudios de Pedagogía en la Universidad de Madrid, viniendo a la provincia

LLAMAMIENTO DE LA ESPOSA

Doña Mercedes Herrero, esposa del secuestrado señor Crespo, delegado de Educación en Guipúzcoa, ha dirigido un mensaje a su marido a través de Radio Nacional de España «Yo lo único que le quiero decir —afirmó- es que esté tranquilo, que yo aquí procuro estar tranquila también y atender a los niños como él me dijo.> Indicó asimismo que los secuestradores les dieron esperanzas.

La conversación con un redactor de Radio Nacional continuó así:

—¿Los niños saben que su padre ha sido secuestrado?

—Los niños no saben nada realmente. Yo les he dicho que había salido de viaje.

—¿Qué edad tienen los niños?

—Pues... ocho, seis y tres años. Aún no saben nada, porque la mayor se ha ido al colegio esta mañana y ahora pues..., pues no sé si se va a ir con mis cuñados a Pamplona, y no sé si se van a llevar a todos los niños. Yo procuro estar tranquila..., y que él procure también estar tranquilo, que tenga confianza..., y esmeremos eme todo se solucione.

de Guipúzcoa, destinada a dar clases en un Instituto de Enseñanza Media. En la actualidad, enseña en el Colegio Nacional de la localidad de Alza, cercana a San Sebastián.

E. T. A. REIVINDICA.—A última hora de la tarde, la rama político-militar de E. T. A. reivindicó el secuestro del señor Crespo en San Sebastián. De todas formas, sobre las posibles motivaciones del mismo se han barajado diversas hipótesis.

Como ya hemos Indicado, la propia esposa del secuestrado comentó que en el trancurso de la conversación los secuestradores sacaron a relucir problemas relativos a la enseñanza de éusquera. Y en torno a este tema de la enseñanza cabe pensar, como es lógico, que hay que dirigir los tiros. Aunque fuentes oficiales nos han.

La acción fracasó en Vitoria, Pamplona y Bilbao señalado la preocupación que a nivel oficial ha suscitado el hecho, dado que —conocida la escasa identidad política, e Incluso administrativa, del señor Crespo, quien ocupaba el cargo solamente de forma Interina— podría entenderse como un golpe intimidatorio contra los funcionarios públicos destinados en el País Vasco, los cuales se encuentran ya de por sí bastante alarmados ante las amenazas e incluso colocación de artefactos explosivos últimamente en varias Delegaciones ministeriales.

EL CONSEJERO DEL C.G.V., PERPLEJO.—Sobre la posible vinculación que, pudiera tener el secuestro con los citados problemas educativos, hemos consultado la opinión del consejero de Educación del Consejo General Vasco, don Carlos Santamaría. Al comunicarle telefónicamente la noticia —que el consejero todavía desconocía—, • el señor Santamaría (que como dato anecdótico cabe precisar que milita en el P. N. V.) mostró su infinita sorpresa ante un hecho que le dejaba «anonadado, perplejo», y no quiso caer en la tentación de creer que al secuestrar al señor Crespo se quiera presionar al Gobierno sobre dos de los problemas educativos que actualmente afectan de forma especial al País . Vasco: el decreto de bilingüismo, actualmente congelado en el Ministerio correspondiente (y sobre el que el C. G. V. urgió en su reunión de ayer a la Administración para su pronta publicación, considerándolo un Importante elemento para la pacificación vasca) y el traslado forzoso de maestros vascos a otros puntos de la Península (tema que a pesar de las promesas formuladas el año último por la Administración, sigue sin resolverse y, en cierto modo, podría decirse que se ha agravado este curso).

En cuanto a la personalidad del señor Crespo, Carlos Santamaría añadió que le extraña enormemente que le hubiesen elegido para el secuestro. «Se trata —dijo— de un hombre muy competente, muy estudioso, pero que lo único que no quería era ocupar el puesto de delegado, porque lo suyo es´ el estudio. Y por eso se había hecho cargo, de la Delegación interinamente hasta que designaran a un nuevo delegado. Entiendo más que hubieran ido a secuestrar al delegado de Vizcaya, pongamos por caso, por ser un hombre más relevante en cuanto a proyección pública. Pero no a éste.»

• EN LAS OTRAS TRES CAPITALES

Una acción similar se produjo en Pamplona a las ocho de la noche del lunes. Dos jóvenes se personaron en el domicilio del delegado provincial de Cultura, don Aurelio Gómez Feced haciéndose pasar por periodistas del diario «Egin». La esposa del delegado les Indicó que su marido estaba de viaje fuera de la ciudad y que no volvería esa noche. Los dos jóvenes se identificaron entonces como miembros de E. T. A. y pasaron toda la noche en el domicilio del señor Gómez feced para comprobar si su esposa había dicho la verdad. A primeras horas de la madrugada abandonaron la casa al ver que el delegado no había regresado.

Entre tanto parece confirmase que una acción similar se llevó a cabo sin éxito contra el delegado de Vizcaya, señor Elhazal. En un principio incluso la agencia Europa Press trasmitió la noticia de su secuestro y diversos detalles relativos a su persona. Sin embargo, posteriormente fue desmentido. El señor Elhazal no ha podido serfocalizado en toda esta tarde por los periodistas y en fuentes oficiales de la capital vizcaína se guarda el más absoluto mutismo sobre este tema.

En cuanto al delegado de Álava, don Tomás Subirán Arillo, fue abordado a primera hora de esta mañana a la puerta -de su domicilio por un joven que se hizo pasar por policía y le Indicó que su automóvil habla sido identificado como el utilizado en un ametrallamiento ocurrido en la localidad alavesa de Salve tierra. En vista de lo cual el presunto policía 1e dijo que debería acompañarle a declarar a Comisaría.

El señor

Subirán contestó que iba a llevar a su hijo de corta edad al colegio, pero al Insistir el joven en que el asunto era muy urgente, optó por pedirle que entonces le permitiera subir a su domicilio para dejar al niño. Cuando se encontró en casa telefoneó a la Comisaría de Policía para cerciorarse de los hechos, y al tener una respuesta negativa, concertó no bajar a la calle hasta que se personara un vehículo policial en 1a puerta de la vivienda. Así se hizo, pero cuando llegó el citado vehículo de la Policía el joven había desaparecido sin dejar rastro alguno.—P. B.

 

< Volver