Autor: Angulo, Javier. 
 En la Korrika Euskal Herría hay que pagar por participar. 
 Políticos, escritores y deportistas vascos corren para promover la expansión del eusquera     
 
 El País.    02/12/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

En la Korrika Euskal Herria hay que pagar por participar

Políticos, escritores y deportistas vascos corren para promover la expansión del éusquera

Más de 35.000 personas, entre ellas destacadas personalidades de la política, la cultura y el deporte del País Vasco, han participado ya, desde que se iniciara el sábado por la noche, en la Korrika Euskal Herria (El Pueblo Vasco Corriendo), marcha organizada con el fin de promover el éusquera y recaudar fondos para la campaña de alfabetización y euskaldunización que realiza la Real Academia de la Lengua Vasca (Euskaltzaindia).

JAVIER ÁNGULO, Bilbao

La originalidad de esta marcha reside en que cada participante en la misma debe pagar por recorrer la distancia que desee dentro del itinerario de 1.820 kilómetros que, por todo el País Vasco, se ha fijado.

A las diez de la noche del sábado, el estruendo de los cochetes se mezcló con el de las campanas que, desde las iglesias de las ciudades y pueblos, se hacían sonar. Era la señal convenida para el inicio de la Korrika, que recorerá todo el País Vasco en 182 horas.

En Oñate, uno de los tradicionales centros de la cultura vasca, las campanas redoblaron con más fuerza. Desde la puerta de su histórica universidad se dio la salida a los primeros participantes en la marcha. El secretario general de la Real Academia de la Lengua Vasca, José María Satrústegui, ini-

ció con fondo de txistus la andadura de un kilómetro bajo la nieve y un frío intenso. Portaba un testigo de madera de haya diseñado por el escultor Remigio Mendiburu.

Más de 2.500 korrikolaris (corredores) le acompañaron en este breve recorrido, tras el que Satrústegui entregó el testigo a cuatro niños de una ikastola (escuela en lengua vasca), que a su vez lo cedieron, en el kilómetro tres, al alcalde de la localidad, Eli Galdós, viceconsejero del Interior del Gobierno vasco.

Desafiando el frío y la nieve, los corredores seguirían luego su marcha hacia Elgueta y Vergara, donde la gran columna fue recibida hacia la una de la madrugada del domingo por numeroso público que se sacaba el frío del cuerpo bailando al son de una fanfarria. En esta última localidad, kilómetro

43 del recorrido, tomó el testigo el parlamentario de Herri Batasuna Telesforo Monzón.

Cinco horas más tarde, junto a la parroquia de Lazcano, kilómetro 91, un «joven corredor» de 91 años tomaba el relevo. Era el padre Barandiarán, investigador y etnólogo. Luego los korrikolaris marcharon hacia la costa guipuzcoana, y a primeras horas de la tarde, a las cuatro, llegaba la marcha a San Sebastián. En el circuito urbano corrieron, pasándose el testigo cada kilómetro, el alcalde de la ciudad, el presidente de la Diputación de Guipúzcoa, el historiador Txillardegi, el cantante Mikel Laboa y jugadores de la Real Sociedad y del Askatuak de baloncesto.

10.000 pesetas por kilómetro

Después de cruzar Fuenterrabía donde portó el testigo el escritor Alfonso Sastre la larga marcha, que había recorrido ya desde su salida en Oñate 265 kilómetros, concluía su primera etapa en Hendaya, por donde pasó al País Vasco francés: A las nueve de la noche de ayer estaba previsto que la marcha llegase a la frontera de Valcarlos, en Navarra, desde donde se dirigirá hoy en dirección a Pamplona. En días sucesivos, los korrikolaris atravesarán Álava, parte de Guipúzcoa y Vizcaya, para concluir el próximo día 7 en Bilbao.

La originalidad de la campaña Korrika Euskal Herria es que los participantes, para tener el derecho a correr la parte del itinerario que deseen, deben de pagar, la voluntad, a la organización. Los portadores del testigo, que lo van traspasando cada kilómetro, pagan una cantidad no menor de 10.000 pesetas, que en la mayoría de los casos es sufragada por empresas, firmas comerciales, entidades sociales, deportivas o culturales e instituciones. En este sentido cabe indicar que el Gobierno vasco subvencionará la participación de algunos de sus consejeros.

La Coordinadora de Alfabetización y Euskaldunización (AEK), que organiza la campaña Korrika Euskal Herria, fue creada en 1965 por la Real Academia de la Lengua Vasca. Con la sola ayuda de esta institución, la citada coordinadora ha logrado que hoy, quince años después, 40.0000 alumnos de todo Euskadi aprendan la lengua vasca.

 

< Volver