Autor: Ramírez, Pedro J.. 
 Polémico debate sobre la situación política. 
 Tierno Galván: "Aspiramos a crear una democracia socialista…la reforma es un escalón". Fraga: "Esa es una afirmación muy grave…crear falta de confianza es hundir la democracia"  :   
 Intervinieron también los señores Satrústegui, Ruiz-Giménez y Álvarez de Miranda. 
 ABC.    24/11/1976.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 29. 

ABC. MIÉRCOLES 24 DE NOVIEMBRE DE 1976. PAG. n.

VIDA POLÍTICA POLÉMICO DEBATE SOBRE LA SITUACIÓN POLÍTICA

TIERNO GALVAN: «ASPIRAMOS A CREAR FRAGA: «ESA ES UNA AFIRMACIÓN MUY

UNA DEMOCRACIA SOCIALISTA... LA GRAVE... CREAR FALTA DE CONFIANZA

REFORMA ES UN ESCALÓN» ES HUNDIR LA DEMOCRACIA»

Intervinieron también los señores Satrústegui, Ruiz-Giménez y Alvarez de Miranda

Los señores Alvarez-Miranda. Satrústegui, Ruiz-Giménez, Fraga Iribarne y Tierno Galvan participaron ayer «n un polémico debate sobre el actual momento - político y las perspectivas ante las elecciones, organizado por el Club Convergencia. La afirmación del profesor Tierno Galvan, definiendo la reforma como un «escalón», provocó, al ser calificada por Fraga de «muy grave», el máximo nivel de tensión dialéctica. Asistieron al debate unas dos mil personas, no pudiendo hacerla casi otras tantas, ya que el número de invitaciones repartidas rebasaba, con creces, la capacidad del local

En medio de cierto barullo, con más >to veinte minutos de retraso y sin la Presencia, de Praga, el presidente del Club d» Convergencia, Gabriel Elorriaga, presentó el acto y explicó loa propósitos del Club, en consonancia con su propio nombra. Anunció que los cinco participantes dispondrían de un primer turno de exposición de diez minutos y de tm segundo turno de réplica de cinco minutos: el acto finalizaría con un espado de coloquio en el que podría Intervenir el pública A continuación se realizó un sorteo para determinar el orden de Intervención.

ALVAREZ DE MIRANDA. — Comenzó pidiendo «el reconocimiento legal, sin excepciones de ninguna clase, de todos aquellos partidos que acepten el juego democratice». cDebemos reconocer que se ha dado un paso adelante —dijo después refiriéndose a la aprobación de la reforma— r >n» el Gobierno´ del presidente Suárez ha. sabido sortear con éxito las dificultades surgidas.>

Manifestó, sin embargo, su recelo ante hw correctivos Introducidos en el sistema proporcional que regirá las elecciones. En sn opinión tales correctivo» impondrán en laa provincias pequeñas tm mecanismo «cjuivalente al sistema mayoritario y pueden dejar sin representación a los partidoo regionales.

«Entendemos que lo importante son las elecciones y no el referéndum, al que consideramos un mero trámite formal previo. Hemos de concentrar todos nuestros esfuerzos en la apertura de negociaciones con el Gobierno sobre la ley Electoral.>

JOAQUÍN SATRUSTEGUI.—«El momento político está dominado por una nueva actitud de las Fuerzas Armadas>, manifestó Satrústegui. «Desde el momento en «TOO el Gobierno Suárez, con cuatro altos multares, hizo aquella declaración reconociendo que la soberanía nacional reside en el pueblo español la suerte estaba echada.»

Enlazó tal Introducción con un recuerdo hacia el general Aranda ^ascendido ayer por el Rey—, al que calificó de «patriota extraordinario y militar de gran relieve». Mencionó también al ya fallecido general TeJla e hizo extensivos sus comentarios, a Instancias del público, a los militares del Ejército republicano.

Finalizó éste su primer turno leyendo algunos de los párrafos del manifiesto hecho público recientemente por «Alianza Liberal), tanto aquéllos que contienen afirmaciones doctrinales como los que establecen tos fronteras entre el liberalismo y Dtraa Ideologías. El señor Satrústegui fue Interrumpido por la llegada de Fraga, recibida con bastantes abucheos.

RUIZ-GIMENEZ.—Declaró que el país Ttw tres tránsitos concretos: él de un régimen autoritario a un régimen democrático, el de un régimen centralista ft uno descentralizado y el de un sistema excesivamente respetuoso para con la propiedad orivada A otro más socializante.

Se lamentó de que en la sala no hubiera representantes de ´partidos como el «P. S. O. E.» o el «P. C. E.>, expresándose después en términos poslbilistas aceptando, a pesar de considerarla equivocada, 1» vía emprendida por el Gobierno. Advirtió, eso sí. que su partido, «Izquierda Democrática>, no participará en negociación alguna si hay exclusiones. Propuso, por último, la entrada de una serle de personalidades de reconocida solvencia democrática en el Gobierno, & modo de Consejo Supremo de Vigilancia Electoral.

FRAGA. — Disculpó su retraso a causa del tráfico. «En estos momentos cumplo cincuenta y cuatro años y hay maneras más relajadas de hacerlq>, anunció después y la noticia provocó reacciones encontradas en el público.

Tras este preámbulo, y elevando con frecuencia la voz hasta conseguir hacerse oír, el señor Fraga dijo, entre otras cosas :

• El punto de partida no se elige. SI queremos tener la democracia debemos empezar por practicarla cuando todavía está en período de fabricación.

• Nunca he hecho política utópica ni acrónica. En este país, en cambio, que vivimos, creo que hay -que conservar lo bueno que tenemos y reformar lo mucho que hay que reformar.

• El conjunto del país, por lo que se ha visto esta semana en tres dimensiones diferentes, no desea revoluciones ni rupturas.

Criticó a quienes pretenden establecer un «escalafón de demócratas de toda la vida» y anunció su «sí» al referéndum.

TIERNO GALVAN.—Se declaró «socialista, marxista y de izquierdas:», y anunció que espera poco de la reforma política, pero que está dispuesto a contribuir a la evolución democrática.

Dijo que «la burguesía española ve en la futura democracia un sistema más para garantizar la continuidad de sus Intereses». Criticó la . subsistencia del aparato del Movimiento y manifestó que antes de las elecciones generales deberían habers» -celebrado elecciones municipales.

«Nos hace falta un Estado fuerte —dijo respondiendo a una alusión de Fraga—, pero al servicio del socialismo y no al d» la burguesía. Sería Innoble admitir en» nosotros nos vamos a parar en el supuesto de la democracia formal Aspiramos a on» democracia socialista, y por ese «amlrw vamos a avanzar. Para nosotros la reforma es un escalón.»

E] profesar Tierno hizo, por último, m» llamada de atención respecto a la eristt económica: «Nos estamos embriagando d* política y el país se está hundiendo entn» tanto.»

TURNO DE REPLICA

• ALVAREZ MIRANDA Insistió en 1» Importancia de unas elecciones libres. -Pldló de nuevo el reconocimiento previo d« las libertades públicas. Rechazó la alusión, formulada por Satrústegui sobre la coit» feslonalidad de la democracia cristianas «Somos los primeros Interesados en » separación de la vida espiritual de la vida política.»

• SATRÚSTEGUI atacó a Praga poav e/ue. según él, había omitido comentarlo alguno sobre las libertades públicas. Criticó su ley de Prensa, adjudicando la iniciativa de la misma a Franco y no a Fraga, Replicó a Tierno, manifestando en» «la burguesía es. el «status» que pretenda alcanzar todo el mundo».

• RUIZ-GIMENEZ pidió que se evitar» descender al terreno personal y elogió lo eme supuso la ley de Prensa, a pesar de qu» Fraga le Impidió ser director de «Cuadernos nara el Diálogo». Insistió en la necesidad de Introducir una gran carga socializante en la actividad política «mientras lo» dos tercios de la Humanidad sufran Injusticias».

• FRAGA aceptó el planteamiento tfe Alvarez Miranda sobre libertades previas. Con respecto a Tierno, dijo: «Ha usado palabras muy graves. Decir que la democracia no puede ser suficiente, que puede ser preciso romper sus peldaños, que existe una forma de democracia superior a la occidental, es grave. Crear una falta de confianza en ese terreno es hundir la democracia desde su fundación.» Calificó a Ruiz-Giménez de «un demócrata de los de verdad».

• TIERNO dijo que, a su entender, a Satrústegui se le escapaban una serle de complejidades: el hábito no hace al monje, se puede vestir como un burgués sin serlo. Sobre la réplica de Fraga insistió en la desconfianza socialista ante la Intervención de grupos de presión capitalistas´ en el proceso reformista.

COLOQUIO.—El acto terminó con un coloquio en el que sólo se pudieron formular tres preguntas. A Tierno se le planteó qué es lo que le separa del comunismo; muy poco, dijo, considerando la evolución del eurocomunismo.

El procurador Luis Peralta España planteó en medio de cierto escándalo si los partidos de ahora se van a parecer a los de la -República. Ruiz-Giménez contestó que es el hombre español el factor que ha cambiada

Don Gabriel Elorriaga >Ho por concluida la concurrente, polémica y agitada comparecencia de personalidades políticas, quo se prolongó durante do> boros.—Pedro J. RAMIREZ.

 

< Volver