Autor: Ramírez, Pedro J.. 
 100 españoles para la democracia. 
 Alianzas electorales y crisis económica  :   
 Almuerzo con Lasuén, Martínez Esteruelas, Esperabé y Alberto Cercós. 
 ABC.    22/01/1977.  Páginas: 2. Párrafos: 47. 

ALIANZAS ELECTORALES Y CRISIS ECONÓMICA

• Almuerzo con Lasuén, Martínez Esferuelas, Es-perabé y Alberto Cercos

Cruz Martínez Esterue-las, José Ramón Lasuén. Alberto Cercos y Jesús Esperabé de Arteaga asistieron el miércoles al duodécimo almuerzo de la serle «100 Españoles para la De-mocYacla». Estuvieron presentes en representación de ABC el director. José Luis Cebrián Boné; el consejero de dirección. Torcuata Loca de Tena Benjumea; el redactor jefe, Ignacio Ramos; el jefe de la sección nacional, Ángel Antonio González; los redactores Pedro J. Ramírez, José María Fernández-Rua y Luis Alonso y el director de Relaciones Públicas de Prensa Española, Rafael Muñoz Lorente. Las alianzas electorales, la situación económica y - los a c o n t eclmlentos del País Vasco fueran los principales ejes de la conversación, presidida en todo momento por una extrema cordialidad. Reproducimos a continuación algunos de los pasajes más interesantes.

ORANTE el aperitivo se ha hablado de la fi nanciación de las elecciones. El procurador Alberto Cercos, miembro de la Federación Soclaldemócrata, asegura que está dispuesto a salir por Soria gastándose menos de las setenta mil pesetas que le costaron las elecciones por el tercio familiar. Su compañero de fatigas en las Cortes, Jesús Esperaba, no comparte tal optimismo. En seguida se plantea la rivalidad futura entre dos de nuestros Invitados: tanto Cruz Martínez Esterue-las como José Ramón Lasuén piensan presentarse al Congreso por Teruel.)

MARTÍNEZ ESTERUELAS.—MI deseo es ir per"Te-rueL Se trata de un sentimiento de tipo humano. Defraudaría a mis amibos de Teruel si me presentara por Madrid. T eso que por Madrid estoy convencido de que aquellos que sean cabecera de la lista salen separo.

ESPERABE.—Según de quien se trate. Yo quisiera -ver a Joaquín Ruiz Giménez presentándose por Madrid...

LASUÉN.—Y saldría seguro. > «Saldría, saldría», asienten Cercos y. Martínez Esteruelas. Este último pasa a hablar de las posibles formaciones electorales.)

MARTÍNEZ E S T E R U ELAS.—Lo importante es que quienes se presenten representen opciones consistentes. Nada sería tan grave como unas Cortes atomizadas.

CERCOS.—Da la impresión de que sólo habrá chico grandes bloques: Alianza Popular, el Centro-Derecha, el Centro-Izquierda, el PSOE y los comunistas. Lo que queda a la derecha de Aliaiua Popular apenas cuenta.

LASUÉN.—Hay que contar con la capacidad de asimilación de la- «Allanta» con respecto a ese sector.

MARTÍNEZ E S T E R U ELAS. — Por nuestra derecha también hay muchos que no nos pueden ver...

LASUÉN.—Los odios son más incusos cuanto más próximos...

MARTÍNEZ E S T E R U ELAS.—Niego lo de próximos.

LASUÉN.—No pretendo molestarte. Por ejemplo, nosotros con quien p-?or nos llevamos es con «1 PSOE.

(El rumbo de la conversación cambia y se habla de economía.)

LASUÉN.—Salo unos cuantos políticos, periodistas y economistas tenemos conciencia de la gravedad de la situación. El resto de los españoles rechazan hasta la misma idea de la crisis.

MARTÍNEZ E S T E R U ELAS.—Eso quizá fuera válido durante el verano. Las cosas han cambiado «n estos meses y basta preguntar a nuestras mujeres sobre el triste panorama de los mercados.

LASUÉN.—La gente actúa dentro de la más estricta ortodoxia inflacionaria. Es un problema de expectativas. Hasta que el Gobierno no convenza a los españoles de que va a parar la inflación, éstos no reducirán el gasto.

MARTÍNEZ E S T E R U ELAS.—Se verán obligados a hacerlo por la reducción de las horas extraordinarias, fuente de la que han ido saliendo el coche, el piso, las vacaciones... de muchos trabajadores.

ESPERASE.—¡Pero.si las´. ••´ ras extraordinarias ya estira por los suelos!

(José Ramón Lasuén pide que no se le interrumpa y expone sus tesis sobre las razones de la crisis económica. Explica que en los últimos años, los obreros de las glandes empresas han planteado una serie de exigencias reivindicativas injustificadas. El Gobierno ha consentido las alzas salariales para evitar que la confllctividad llegara a la calle, convirtiendo en víctimas a las clases medias.)

LASUÉN.—Me parece muy grave llegar a un periodo constituyente con una política económica´ indefinida. Podemos encostrarnos con que sigamos sin política económica un año o un año y medio más. Es i*-vprescindible el desarrollo oe una política «comunica básica antes de las elecciones.

MARTÍNEZ ESTERUELAS.—Estoy de acuerdo con tu diagnóstico. Aunque rayanlos

PARLAMENTO ABC

a ser rivales ea TeraeL reconozco «ae ha «U* esclarecedor. Per* para hacer lo «ae tu dices oería necesario un pacta sodaL de* ««e d gran ten» dd rSOE ha sido negarse al pacto sedal cuando Unía como prenda de buena fe la política reformista del Gobierno.

LASUEN.—Bueno, la TJGT sólo eontrola veintieineo mu trabajadores.

MARTÍNEZ ESTERUELAS.—Pero es significativo como actitud.

LASÜEN (Insistiendo en su linea anterior) JE1 señor Suárez tiene «ne darse cuenta de «ve hasta ahora sos planteamientos han sido raudos, pero T» no lo son. Entre otras cosas por«ae alganos podemos despertar a las clases medias y explicarles oae han sido engañadas. Despees de la reforma política, el actual Gobierno debe emprender la reforma económica. ¿Como? Eso ya es problema del señor Suárez.

MARTÍNEZ ESTERUELAS.—No acepto «ae digas «ae ese es su problema. ¿Qué eearriria si de repente el señor Soáres se decide a sustituir al señor Carriles por d señor Lasuén?

CERCOS (Con vehemencia)....Pues ««e no aceptaría powe se debe a su parado.

LASÜEN (Moderador).— Siempre «ae se me ha pedido he dado, durante los últimos años, mi consejo. Por otra parte, s» cierto ««e soy hombre de partido. To sólo propondría a mi partido entrar en mu Gobierno de coalición predeetoral si store para 1» defensa de las dases 1"*^fltaai

MARTÍNEZ ESTERUELAS (Satisfecho con la última afirmación).—f las clases medias van desde d «modelo 859» hasta d «1.800», sin olvidar a los «ve no llegan al «858»». Ya en d Club Siglo XXI dije «ue lo ideal será tne d populismo de «Alianza» y la socialdemocracia se convirtieran en las grandes opciones dd país.

(Jesús Esperabé de Arteaga saca a relucir d inquietante problema del País Vasco.)

. ESPERABE.— La situación vasca es muy grave y no se le ve solución.

CERCOS. —Al Partido Nacionalista Tasco te va a dar d Gobierno con su actitud uva faena «ne está muy lejos de tener.

LASUEN.—El problema está, en general, muy ligado al tema amnistía.

MARTÍNEZ ESTER UELAS.—Para los separatistas la amnistia no es más qne un pretexto como cualquier otro.

ESPERABE. — Ha sido un error dd Gobierno ir concediendo la amnistia por etapas.

MARTÍNEZ ESTERTUELAS—Además de ne cuando se habla de amnistía hay «ae distinguir entre delitos de sangre y delitos de opinión, insisto en «ae d tema está siendo manipulado por los separatís4— Si se concede la amnistía total pronto habrá otro pretexto.

ESPERARE. — Lo triste es «ae d Gobierno esté negociando con, hombres «ae no representan apenas nada y se olvide, por ejemplo, de un Manuel Escudero Rueda «ue si «ae tiene poder de convocatoria en d País Vasco.

(La formación del Centro Democrático inquieta a los comensales. Todos coinciden en que se trata de una operación cuando menos propiciada por d Gobierno.)

CERCOS. — Si d Gobierno «oiere articular d centro no tiene nada «ae hacer. Les vamos a atacar durameiite. Et poder tiene también sos servidumbres.

ESPERABE.—La cuestión es si las deedones se harán desde d Ministerio de la Gobernación, como ha ´ocurrido siempre, o si van a ser unas elecciones auténticamente libres.

• CERCOS.—Haya elecciones libres o no, sé de algunos ministros «ue tienen la intención de presentarse sin dejar de ser ministros.

LASUEN.—Creo «ae está en marcha un proyecto político gravísimo. Se trata de constituir medante an artificio electoral una dualidad de fuerzas, de forma «ue por un lado «uede d cestabttshment» nacional y por otro d «establishment» internacional. Se trata de an pacto para entregarle la izquierda al PSOE coa la ingenuidad de «ae los socialdemócratas alemanes van a poder controlar unas masas totalmente comunistas,

MARTÍNEZ ESTERUELAS.—la política de esta nación tiene «ne nacer de actitudes nacionales. Sé «ne España es pieza apetecida por todas las internacionales. Sería triste «ne nuestro futuro «nedara determinado desde d exterior.

LASVEN.—Entregarle la izquierda al PSOE significa «ne en un ano vamos a estar peor «ae en Italia.

M ARTINEZ E S T E R U ELAS.—Lo «ae más me preocupa es «ue sea la socialdemocracia alemana la «ae apoya a Felipe González y no a sus homologos. «ae seríais vosotros.

LASUEN. — Desde laego no comprendo cómo an partido «ae depura a sus funcionarios por marxismo está ayudando a crear an socialismo marxista artificial en España.

(El buen entendimiento entre dos personas ideológicamente tan distantes como Cruz Martínez Esteruelas y José Ramón Lasuén ha creado un clima especialmente grato. Hacia el final el director de ABC pregunta per qué nadie hace especial énfasis en la necesidad de facilitar el acceso de los partidos a la televisión. Lasuén responde contundentemente.)

LASUEN.—Yo creo «ae los partidos le tienen miedo a la televisión.

Texto: Pedro J. RAMÍREZ Potosí Luis ALONSO

100 ESPAÑOLES PARA LA DEMOCRACIA ABC, 22 de enero de

1977

 

< Volver