Don Gabriel Elorriaga, en Vigo:. 
 "El poder político inmóvil, rígido y sin libertad es el más frágil de todos"     
 
 Informaciones.    27/05/1972.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

DON GABRIEL ELORRIAGA, EN VIGO:

«E! poder político inmóvil, rígido y sin libertad es el más frágil de todos»

VIGO, 27. (INFORMACIONES.)—Bajo el título de «Democracia tuerte», don Gabriel Eorríaga pronunció ayer, en Aviles, una conferencia, primera del ciclo, en que posteriormente intervendrán don Gabriel Cisneros y don Rodolfo Martín Vil1a. La conferencia comenzó con unas reflexiones sobre el ideal de vida democrático y el contraste con la realidad en la que existen situaciones democraticas incapaces de mantener la paz, es decir, de mantenerse a si mismas, y situaciones de autoridad capaces de mantener la paz, pero incapaces de arbitrar una convivencia democrática, Elorriaga manifestó la necesidad de superar ambos tipos de insuficiencia, a través de una configuración dinámica del poder político, con unos fines morales, claros y sinceros, de evolución, concebido como relación social de autoridad estable v duradera. Este poder no puede, en ninguna circunstancia, ser quietista. «Las mentalidades quietistas —afirmó el conferenciante— no sólo obstaculizan la vía de un desarrollo democrático, sino que, paradójicamente, y quizá contra lo >iue creen desear, desmoronan la situación en que se incrustan, reduciéndole sus posibilidades de futuro.

«Estamos en el Occidente de la. libertad de expresión y asociación —dijo—, en el humanismo d« un género humano sin castas ni privilegios, en el cristianismo del Cantillo Vaticano II,»

Sobre las Instituciones, afirmó que «deteriora la imagen de la Justicia todo lo que merme su independencia, v unidad de jurisdicción, como deteriora la imagen de las Cámara* todo lo que merme su autenticidad representativa y la publicidad de sus deliberaciones». En torno al pluralismo afirmó que, contra «1, «puede estar un miembro de un partido soviético o un nazi, pero no puede estar, honradamente, una persona aceptante de- las bases morales, los textos legales y los sentimientos cristianos que componen ios principios constitucionales de nuestra teoría política vigente». «Todos los nombres cabales —continuó— saben que la crítica de los demás nos ayuda a ver las cosas, que una oposición leal puede se´ una forma digna de colaborar en una política y que, en toda política, por patriotismo, conviene contar con la posibilidad de alternativas».

En relación con la cooperacíón internacional, hizo especial hincapié en la conveniencia de acercarse a la Comunidad Europea. La Comunidad Europea —alio— pretende ser un proceso de acercamiento entre pueblos diferentes y situaciones económicas v políticas diferentes, pero tendente hacia un grado razonable de homogeneidad. Difícilmente se puede participar en un proceso dp este tipo d´esde posiciones de intransigencia e inmovilidad».

«El poder político inmóvil, rigido y escaso de libertad —afirmó e 1 conferenciante— puede ser, por anacronismo y desfase, por escasez de asistencias, por aislamiento, el más frágil y atacable de los poderes». En consecuencia, don Gabriel Elorriagra postuló una línea clara de apertura política, consciente, en su trazado, de la necesidad que toda evolución tiene de garantizar sus propias conquistas con una fortaleza Institucional Inatacable desde el extremismo o la •violencia.

 

< Volver