En nombre de la democracia     
 
    Páginas: 1. Párrafos: 2. 

En nombre de la democracia

El señor Ortí Bordas, en "La Vanguardia":

"Ante la conflictividad con la que nos encontramos, insisto en e] tratamiento político y en la prudencia. Pero no admito que podamos caer en ´esa ingenuidad blanca, blanda y decadente, que se ha adueñado, al parecer, de bastantes cabezas y plumas. Creer que lo que estamos presenciando es una consecuencia directa de la polémica y de las tensiones que en determinados sectores políticos ha suscitado el programa, absolutamente necesario y completamente realista, del Gobierno Arias, denota una falta de Información difícilmente superable o un candor ciertamente preconciliar. Pese a la existencia de muchos y muy distintos planos superpuestos, si procedemos a una criba de la presente conflictividad nos daremos cuenta de quo, justificadas irritaciones aparte la almendra de la cuestión radica en el pulso que se está llevando a cabo entre quienes batallan por la´portugalización de España y cuantos propugnan una evolución moderna, pacífica y moderada del actual sistema político. Unos y otros dicen operar en nombre de la democracia. Para bastantes españolea, la democracia de los partidarios de la evolución resulta algo sospechosa. La que no ofrece dudas es la de los abogados del trauma. Alguna vez hemos hecho referencia a ella: es la democracia de la dictadura ideológica, de! partido único, de la estatificación de todos los medios de producción. Y si alguien me insinúa que no matizo, le diré que sí, que tiene razón, y que estoy dispuesto a matizar

 

< Volver