"O hacemos nosotros la revolución o la harán esos que ahora yerguen banderas rojas"  :   
 Discuros de don José Antonio Girón en el Alto de los Leones. 
    Páginas: 1. Párrafos: 10. 

"O hacemos nosotros (a revolución o la harán esos que ahora yerguen banderas roías"

Discurso da don José Antonio Girón en el Alto de los Leones

Segavla, 26. — En Ja mañana de) domingo ea celebró en et Alto de los Leones de Castilla, en

la provínola de Segovia, una misa da campaña, qua fus seguida de una comida >fe

hermandad, e la ejua asistieron unos mi! ex combatientes pertenecientes a las banderas de

Castilla y a las Hermandades de Alféreces y Sargentos Provisionales.

tos actos estuvieron presididos por los tenientes generales In-lesta Cana, director general de>

la Guardia Civil; García Rebull, y Lobo Montero; gobernadores militar y civil de Segovia;

presidentes da las Hermandades Nacionales de Alféreces Provisionales, marqués de la Florida,

y da Sargentos ´Provisionales, don Julio García Ibáñez; presidente del Sindicato Nacional de

Actividades Diversas, señor García Garres, y otras autoridades.

A los postres del almuerzo pronunciaron discursos los presidentes da las hermandades citadas

pata resaltar la significacion efe! acto, tras da lo cual, y ante la Insistencia de los asistentes.

Intervino don José Antonio Girón de Vélasco, quien entre otras cosas afirma: «Nuestra

presencia aquí no puede tener la única finalidad de recordar; el que tenga !a tentación de caer

en Ja melancolía, en e! dulce sosiego del. recuerdo, los que ha perdido el brío, e! coraje, y ha

olvidado la ordenanza. Estamos aquí para exigir -cara exigirnos a nosotros mismos fidelidad y

decisión».

«Los prudentes de ayer nos acusan de intransigentes»

Asimismo, el señor Girón dijo: .Hubo un tiempo en que los timoratos, ios que se aprovecharon

de tanto sacrificio « da tanto heroísmo, pagaban funerales de primera para .nuestros muertos,

pero cuando vieron sus negocios, y sus tierras, y sus Intereses, y sus egoísmos a salvo, se

olvidaron de ellos y de sus compromisos, y ahora dicen que es Inoportuno y enojoso hablar de

los caidos y hablar da la revolución.-

«Se equivocan, camaradas —añadid a continuación—. Van a equivocarse por dos razones:

porque o la revolución la hacemos nosotros,.o la revolución la harán esos qua ehora yerguen

banderas rojas y se echan « la calla, asesinan a servidores del orden publico y tratan de

embaucar, como siempre, a los obreros.»

«Los prudentes da ayer —•Siguió dictando el señor Girón—, los acomodaticios e quienes

defendimos su dinero y sus negocios, no siempre limmpios, los que luego nos negaron e! pan

de U Justicia, el pan da la revolución y el pan candeal da los espaañoles, nos acusan ahora de

Intransigentes cuando sentimos en nuestra alma y en nuestro corazón el coraje de var tanta

frustación y, en cambio, tienen todo género de liberalidades para quienes han puesto en

circulación ei pensamiento de Marx o el catecismo de Mao. Con tal de persistir, pactarla con el

mismo diablo.»

«No vamos o renunciar a nada»

«Nuestra tarea es demostrarles que no hemos renunciado ni vamos a renunciar e nada —

proseguía ei consejare nacional—, Nuestra tarea es hablar con la sinceridad en !a conducta y

en el corazón a la juventud de España para que dé rienda suelta a su heroísmo y a su

generosidad, para que con su imaginación creadora ilumine la ruta de nuestro pueblo, para

recobrar da ella su dedicación a [as empresas inaplazables y heroicas que les esperan, para

ponerla en ríe de amor y de justicia, para que no tire sus Ilusiones por la borda de la evasión y

el ¡nconformismo, para que no siga haciendo da ello la sociedad capitalista un buen negocio.»

Ef señor Girón de Velasco puso da relieve también en el transcurso de su Intervención, que

España no volverá a ensangrentarse en contiendas civiles, « que !a juventud tiene que ocupar

los frentes contra la Injusticia, el hambre y -la corrupción.

De igual forma, en otro momento da su discurso, don José Antonio Girón manifestó: «Hace 37

años Iniciamos una marcha que no tiene soluclón de continuidad ni retroceso. Cumplimos

sencillamente con nuestro deb&r en aquellas horas difíciles y tenemos que ser hoy los más

exigentes y los más entregadas a una tarea que no se Inventó para una generación, sino para

muchas,»

Y concluyó con estas palabras: -Caballeros alféreces sarpentos provisionales, camaradas;

¡firmes! fAlinearse con los muer. tos por la España ensangrentada que recorrimos a pie, por las

amarguras •• alegrías de las i trincheras, por la sagrada memoria de los camaradas que

cayeron por la patria . rescatada que aún no nos gusta, por nuestros hijos, oor los hijos de

nuestros hijos, por la revolución nacional! |Viva Franco!´, iva el príncipe! jAmba España!.

Por ultimo, los asistentes -entonaron el «Cara al Sol», dando los gritos de ritual el lobernador

civil de Segovia. — Europa Press

 

< Volver